El tiroteado ingresó a la emergencia del hospital Uyapar

Puerto Ordaz.-Antonio Rafael Sequea de 25 años de edad ingresó a la emergencia del hospital Uyapar, con una herida de bala en la cabeza, el proyectil se alojó en el cerebro.

El día viernes 15 de este mes en curso, a las 9:40 de la noche, la víctima fue trasladada por su progenitor, quien informó a los cuerpos de seguridad que su hijo había sido tiroteado por un desconocido.

Sequea, expiró en horas de la madrugada del siguiente día, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, acudió al referido centro asistencial para hacer las pesquisas correspondientes.

El suceso ocurrió en el sector II de la comunidad Gran Mariscal de Ayacucho, a un lado del asentamiento campesino La Ceiba.

Delfín Antonio Vidal, padre del infortunado no quiso ahondar sobre lo ocurrido. Sin embargo, trascendió que azotes de la comunidad abordaron al infortunado para cobrarle una cuenta pendiente.

Al parecer, luego que es sometido uno de los bandoleros con pistola en mano, lo arrodilló y procedió a ejecutarlo de un tiro en el cuello, delante de algunos vecinos.

La situación de inseguridad en esta zona es alarmante. Los pandilleros se introducen en las casas y cargar con todo lo que consiguen a su paso, igual, abusan de mujeres, ancianos y niños.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]