Ciudad Guayana. –Trabajadores jubilados de las empresas tuteladas por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), reclaman que lo poco que les pagan no les alcanza para llevar el sustento a sus hogares y han perdido la mayoría de los beneficios que gozaban cuando eran activos de las empresas.

Ramón García, Teodoro Carrillo y Rafael Sucre, fueron los encargados de dirigirse a la sede de Soy Nueva Prensa Digital, declarando la terrible situación en la que se encuentran los obreros retirados.

«El salario que hoy recibimos de parte de Bauxilum, nos lo quitaron como tal, dado que en el 2018 cuando comenzó a circular el memorándum N° 2792, recibiendo solo el 10% de lo que merecemos», declaró García, quien desde hace 8 años se encuentra jubilado de la empresa CVG Bauxilum.

Señaló que les corresponde por ser jubilados y cumplir con los requisitos indispensables (30 – 60 años de servicio), el 100% del salario como lo establece el artículo (Art.) 89 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Incluso han ido perdiendo con el tiempo los beneficios que la empresa les brindaba al ser considerados «pasivos». García aclara que ellos aún siguen siendo parte de sus respectivas empresas, debido a que ellos reciben una pensión y tienen incidencia en el área administrativa.

Teodoro Carrillo, jubilado desde hace 15 años de CVG Ferrominera del Orinoco, denuncia que la mala administración ha llevado al fallecimiento de un aproximado de 1000 jubilados desde que el instructivo 2792 entró en vigencia. A causa de la falta de ingresos y la decadencia de los hospitales afiliados a CVG.

Rafael Sucre, jubilado desde hace 8 años de CVG Ferrominera del Orinoco, expresó «somos ya 15 mil jubilados que estamos dispuesto a votar para que se derogue el decreto 2792, porque no sabemos qué pasará con nosotros en el futuro si este sigue vigente».

Invitan  a los trabajadores «activos» a sumarse a este llamado por la lucha de los beneficios de los pensionados.

 

Leonardo Estanga – Pasante