El dirigente de Primero Justicia Julio Borges cuestionó la presencia de Camila Fabri, esposa de Alex Saab, en la mesa de diálogo que se reactiva este viernes 25 de noviembre, hasta el sábado 26 del mismo mes, en México.

«La presencia de la esposa de Alex Saab, un mafioso que robó al pueblo, en la mesa de diálogo demuestra la descomposición del régimen. También evidencia la hipocresía de Maduro, que va a México a defender a su entorno de las sanciones y no a buscar el alivio de pueblo venezolano», comentó en Twitter. 

A la delegación opositora, Borges les recomendó «concentrarse en un acuerdo social para atender las necesidades de la población, pero también en lograr las garantías políticas para unas elecciones justas, que sean una solución definitiva a la crisis». 

Este viernes inician las negociaciones entre las partes, según confirmó el presidente de Colombia, Gustavo Petro. 

Según el periodista especializado en la fuente política, Pedro Pablo Peñaloza, solo tratarán temas de interés social para adquirir el permiso de manejos de fondos en pro de la población venezolana.