Lisboa, Portugal. La casa de Jesús Corona, jugador mexicano del Oporto, fue asaltada la pasada noche cuando el futbolista se encontraba en Braga disputando con su equipo la final de la Copa de la Liga de Portugal.

La empleada no sufrió heridas y hasta el hogar del jugador mexicano se desplazaron varios agentes policiales.

A mediados del pasado mes de diciembre, la casa de su compañero de equipo, el brasileño Otávio, también fue asaltada mientras el jugador disputaba un partido, con su mujer e hijos en el interior de la vivienda.

EFE