Manama.- El ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, llegó este jueves a Baréin, donde inaugurará la embajada de su país, en la primera visita oficial de un miembro del Gobierno de Israel a la pequeña nación del golfo Pérsico, un año después de que esta normalizara sus relaciones con el Estado judío.

Además de la inauguración de la legación diplomática israelí en Manama, que tendrá lugar por la tarde, la agenda de Lapid incluye un encuentro con su homólogo, Abdulatif bin Rashid al Zayani, en el que se prevé que firmen una serie de acuerdos bilaterales en materias económica y tecnológica.

Este es el primer viaje oficial de un representante de alto nivel del Gobierno israelí a Baréin y se produce después de que el año pasado reconociera y normalizara sus relaciones con el Estado judío junto con Emiratos Árabes Unidos (EAU) en los «Acuerdos de Abraham», auspiciados por el entonces presidente estadounidense, Donald Trump.

Los dos países del golfo Pérsico se convirtieron así en los primeros países árabes en establecer relaciones con Israel después de Egipto (en 1979) y Jordania (1994), rompiendo así con el consenso alcanzado en la Liga Árabe de supeditar este paso al establecimiento de un Estado palestino independiente con capital en Jerusalén.

Tras Baréin y EAU han tomado la misma medida Sudán y Marruecos.

Aunque los pasos dados en la normalización entre Israel y Baréin no han llegado al nivel de los dados con Emiratos, ambas naciones han alcanzado múltiples acuerdos desde la firma de la normalización, en septiembre del año pasado, incluyendo vuelos directos y cooperación en materia económica.

La visita de Lapid llega después de su viaje en los últimos meses tanto a Emiratos Árabes Unidos como a Marruecos.

Se produce además días después de que Yusef al Yalahma, embajador de Baréin en Israel, presentara credenciales ante el nuevo presidente israelí, Isaac Herzog, el pasado 15 de septiembre, en la misma fecha en que se celebró el primer aniversario de la firma de los acuerdos en la Casa Blanca.

 

EFE