Más allá de su carrera artística, la mexicana confesó que fue víctima de violencia doméstica mientras estuvo casada con el cantautor uruguayo Sergio Fachelli, a finales de los años 80.

“Teníamos culturas muy diferentes. Tuvimos casos de violencia, sí hubo, y fue horrible. No puedo”, dijo la intérprete de reconocidos culebrones mexicanos. Seguidamente, agregó: “No puedo aprovecharme de una cámara de televisión, pero sí aprendí algo, y se dijo: ‘Después de esto nadie me va a poner una mano encima jamás. Nunca’. Ese matrimonio yo lo uso como ejemplo de lo que no debe pasar nunca en tu vida, para mis hijos”.

No obstante, antes de tomar la decisión de separarse de Sergio, Laura Flores pensó que sin su entonces esposo no podía vivir. “Yo me hice una película de que, sin él, quién sabe qué iba a ser de mí. Estás acostumbrado a un estilo de vida, a un lugar, a zona de confort y salir de ahí en general es como mudarte”, pero luego consideró: “Yo creo que más vale salir de una relación tóxica”.

Pese a la fuerte situación de “violencia doméstica”, Flores relató que tuvo el apoyo de sus parientes: “A mis dos hermanos se las debo de por mi vida. A Marco porque le puso un alto y a Gerardo porque me dio asilo en su casa”.

Tras finalizar con su tormentoso matrimonio, Laura comentó que tuvo que comenzar desde cerro, por lo que decidió volver a tocar las puertas de Televisa, plante en la que le dieron la oportunidad de trabajar. La actriz contó que gracias a productor Juan Osorio pudo figurar como villana en la telenovela Clarisa.

Con información de Ronda