Funcionarios de Protección Civil y Cuerpo de bomberos hallaron el cadáver de un menor de edad, reportado desaparecido el 11 de septiembre (hace quince días) tras resbalar y caer en la quebrada Chapellín, aguas del río Guaire, en La Florida, Caracas.

 Según el grupo de salvamento, se presume que el cauce de la quebrada en la que cayó el niño había aumentado, consecuencia de las lluvias que azotaron la ciudad capitalina durante el día del suceso.

 El viceministro para la Gestión de Riesgo, Carlos Pérez Ampueda, emitió el informe del caso y explicó que el cuerpo fue localizado el domingo, 25 de septiembre, a la 1:00 p.m. en avanzado estado de descomposición a la altura del sector La Arenaza, en el municipio Paz Castillo, del estado Miranda.

 Asimismo, señaló que la identidad del niño de 11 años se confirmó tras los estudios anatomopatológicos forenses.

 Por su parte, familiares que se encontraban apostados a las afueras de la morgue de Bello Monte, aseguraron que se trataba del menor, ya que afirmaron reconocer la ropa que el cuerpo traía.

 Los Bomberos del Distrito Capital y Protección Civil mantuvieron la búsqueda del menor desde el día de su desaparición, a través de un operativo para inspeccionar quebradas, drenajes y tramos cercanos desde el punto donde el niño habría caído.

 Accidente

De acuerdo a lo reseñado por El Bus TV, el infante conocido como «Chispita», el día del suceso, se encontraba en la ribera con otros menores del sector, quienes relataron que, antes de caer al agua, el niño se encontraba sentado sobre una piedra conversando con ellos,

 Metió los pies al río para chapotear en un momento de la charla y fue, entonces, cuando sería golpeado por un tronco, el cual lo hizo caer y ser arrastrado por la corriente.

 La información fue difundida, desde el momento de su desaparición, a través de las redes sociales; sus familiares publicaron fotografías para facilitar las labores de rescate.