United

Londres.-El Manchester United, el gran favorito de esta edición, arranca este jueves las semifinales de la Liga Europa en Old Trafford contra un Roma hambriento, que se quedó con esta competición como única oportunidad para salvar su temporada.

Si el United llega a la cita en gran forma, tras conseguir continuidad tanto en Europa como en la Premier League, en la que es segundo, el Roma se ha hundido en las últimas semanas en la Serie A, en la que es séptimo y ya perdió el tren para la próxima Liga de Campeones.

El Manchester United es el gran favorito de los cuatro que quedan y lo es porque ha pasado hasta estas semifinales de manera prácticamente impecable, ganando los dos partidos al Granada, venciendo en San Siro y goleando a la Real Sociedad.

El conjunto de Ole Gunnar Solskjaer ha encontrado el camino al éxito en Europa de la mano de Bruno Fernandes, la gran estrella del equipo y el hombre que no se pierde un solo partido. Tal es la confianza en el portugués que siempre ocupa un puesto en el once titular.

Mucha es su culpa de que el equipo esté prácticamente ya clasificado para la próxima Champions League y estén en disposición de ganar un título europeo.

Se ha rodeado además de jugadores que comprenden su estilo, como Marcus Rashford y Mason Greenwood y ha encontrado en Edinson Cavani el delantero al que nutrir de balones.

El uruguayo tiene en esta competición la oportunidad de seguir empujando por una renovación, ya que su contrato termina el próximo 30 de junio.

Solskjaer recibirá para esta ida la vuelta de varios jugadores que no estuvieron en el último encuentro europea por sanción, como Harry Maguire, el capitán, Luke Shaw y Scott McTominay. Todos ellos deberían partir desde el once titular.

Todo parece en contra del Roma, que ante el United solo ha ganado una vez en seis partidos, con un empate y cuatro derrotas, entre las cuales el contundente 1-7 de los cuartos de final de la Liga de Campeones de 2007.

Pero los hombres del portugués Paulo Fonseca han demostrado este año que saben transformarse en la Liga Europa, en la que han eliminado al Braga, al Shakhtar Donetsk y al Ajax en la fase de eliminación directa, además de ganar su grupo.

Lo hicieron empujados por los goles del español Borja Mayoral, máximo artillero del torneo con siete dianas, quien dio un empuje decisivo en los momentos de la necesidad, en su primera temporada italiana.

Ganar este trofeo, que sería el primero de su historia tras la final perdida en 1991 contra el Inter de Milán en la Copa UEFA y la de Copa de Europa contra el Liverpool en 1983, permitiría al Roma dar brillo a su campaña y asegurarse una plaza en la próxima Liga de Campeones.

Para hacerlo, el primer asalto será en Old Trafford, en un partido en el que Fonseca apostará por el bosnio Edin Dzeko, un ex del Manchester City, en la delantera junto al armenio Henrikh Mkhitaryan, ex del United, y a Lorenzo Pellegrini.

También apunta al once el español Pau López, en la portería, mientras que Gonzalo Villar peleará por una plaza de titular junto al guineano Amadou Diawara. Mayoral tendrá minutos en la reanudación.

Alineaciones posibles:

Manchester United: De Gea; Shaw, Maguire, Lindelof, Wan-Bissaka; Pogba, McTominay, Fernandes; Rashford, Greenwood y Cavani.

Roma: Pau Lopez; Ibañez, Cristante, Smalling; Karsdorp, Diawara, Veretout, Spinazzola; Mkhitaryan, Pellegrini; Dzeko.

Estadio: Old Trafford.