Valencia.- Arremetida de seis carreras en la octava entrada, coronó la Operación Retorno de Navegantes del Magallanes 7-5 sobre Tigres de Aragua, en vibrante definición con el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia como escenario para el encuentro que permitió a la Carabela mantenerse en el segundo lugar de la tabla de posiciones y comprometió aún más las opciones felinas.

En una noche de redención, en la cual la artillería naval debió remar a contracorriente con desventaja de 0-5 en los tres primeros innings y el relevo tuvo que contener a la toletería rival desde el segundo capítulo, el conjunto bucanero tomó distancia de tres juegos contra los aragüeños, con igual número de encuentros por disputar y consolidó la lucha del trío de equipos junto a Caribes y Cardenales, por los dos cupos a la final de la temporada 2021-2022. Mientras eliminaba a su Eterno Rival, Leones del Carcas, que se aferraba a intrincadas cuentas matemáticas.

Carlos Pérez y Bruce Rondón reaparecieron en el culmen del duelo para sellar el triunfo eléctrico. Pérez, envuelto en un slump ofensivo a lo largo de toda la campaña, soltó un triple impulsador de una anotación que otorgó ventaja por primera vez en la velada a los locales, para no perderla más; mientras que Rondón, retiró el noveno por la vía rápida, con ponche incluido al último bateador, para ahuyentar a los demonios de sus últimas actuaciones.

El careta inició la jornada con paupérrimo promedio de .100, producto de tres hits en 30 turnos en la fase semifinal, pero regó una línea hacia el jardín izquierdo ante los envíos de Ronald Belisario, que Denis Phipps intentó tomar de forma dramática en un lance de cabeza, insuficiente para evitar que la pelota cayera en el gramado y Alejandro De Aza pisara la goma en consecuencia.

“Nunca nos rendimos, la victoria de hoy nos levanta muchísimo el ánimo”, declaró Pérez al departamento de prensa náutico tras el último out. “Sé que lanza mucho sinker (Belisario) y estaba preparado para ese pitcheo”, describió sobre el decisivo duelo contra el taponero.

Mientras que, el Cerrador del Año, volvió a la loma luego de seis días, tras caer en desgracia con par de oportunidades de juego salvado desperdiciadas ante Lara, de forma consecutiva, el 3 y 6 de enero.

El bullpen visitante, con Jorgan Cavanerio y Belisario como contrafiguras, no pudo completar una notable faena del abridor César Jiménez, quien brilló en seis capítulos con solo tres inatrapables y una raya libre de suciedad admitida frente a los maderos filibusteros.

En contraparte, el relevo home club, con José y Luis Martínez, además de Enderson Franco, Jumbo Díaz y Rondón, se combinó para limitar a solo cinco hits y una carrera sucia al lineup contrario en ocho tramos de trabajo, luego de la peor salida en el certamen de Erick Leal.

La ofensiva bengalí apoyó el trabajo de Jiménez en la primera entrada, cuando arremetió con tres anotaciones a Leal, el as de la rotación turca.

Carlos Tocci fue golpeado como primer bateador del duelo y le prosiguieron sencillos consecutivos de Henry Rodríguez, Alexi Amarista y José “Cafecito” Martínez para poner la pizarra temprano 2-0. Phipps falló con rodado al cuadro para dobleplay, antes de que Josmar Cordero trajera al plato a Amarista, desde la antesala, con imparable a la pradera izquierda.

Los felinos no dieron tregua en el siguiente capítulo con Yonathan Mendoza, regando incogible para iniciar el ataque, robándose la intermedia, y engomándose tras inatrapable de Edwin García al centro para el 4-0. Un nuevo pelotazo de Leal a Tocci, terminó con su recortada labor en el choque.

En definitiva, el abridor nauta, enfrentó a 10 bateadores y solo pudo retirar a dos. Con línea final de seis hits, cuatro carreras limpias y dos golpeados en un capítulo.

La visita aumentó la ventaja en el tercer acto, con el quisqueyano Phipps transformando un sencillo en avance a segunda debido a error del patrullero izquierdo Alberth Martínez, llegando a la antesala con estafada y pisando la registradora con rodado para doble matanza de Francisco Arcia, ante una formidable acción defensiva del torpedero Rayder Ascanio, con José Martínez en el montículo.

Cade Gotta quebró con estridencia el juego perfecto del zurdo Jiménez como primero en el orden al bate en el cuarto episodio. El californiano sonó triple y en el siguiente turno, fue empujado por Alberto González para acabar con el blanqueo, aunque el acecho de la entrada terminó allí.

El serpentinero siniestro, pudo completar su segunda apertura consecutiva de seis innings, recibiendo la única amenaza latente posterior en el quinto, cuando luego de dos outs recibió triplete de Ángel Reyes, ante de dominar a Pablo Sandoval con línea de aire a la inicial.

Pero todo lo construido por Jiménez y Leonel Campos, el primer relevista utilizado por el manager Aaron Baldiris, se dinamitó en el definitorio octavo inning.

Luego de sencillos de Gotta y Reyes que dejaron hombres en las esquinas, con un out, una buena jugada del antesalista Edwin García ante rodado del “Panda” Sandoval, pareció despejar la situación forzando a Reyes en la intermedia, mientras el foráneo anotaba el descuento 2-5, pero a partir de allí, se desató la furia pirata.

Cinco hits corridos:  sencillos de Leonardo Reginatto y Alberth Martínez, doble de Alejandro De Aza, el triplete de Pérez y un nuevo incogible de Ascanio, voltearon la pizarra de manera frenética para el definitivo 7-5.

“Desde el primer inning no nos dimos por vencidos y nos mantuvimos enfocados. Yo me siento bien, dispuesto a ayudar para lo que me necesiten en cualquier situación del juego. En mi turno solo buscaba un buen contacto para llegar a base como sea”, expresó el foráneo De Aza, quien antes de conectar el biangular que igualó el marcador, tenía de 22-1.

El triunfo fue para el dominicano Díaz (1-0), en labor en blanco de un episodio. La derrota se la anotó Cavanerio (0-2), tras permitir cinco anotaciones libres de suciedad e igual número de incogibles en 0.2 tercios.

Magallanes (8-5), viajará a Puerto La Cruz para iniciar serie de dos desafíos desde el jueves frente a Caribes, divisa de la que es escolta a solo medio juego de diferencia. Tigres (5-8), por su parte, visitará a Cardenales.

LEONES SACÓ SUS GARRAS PERO YA MUY TARDE…QUEDÓ ELIMINADO

Caracas.- Alfredo González –que comenzó el juego en la banca- conectó un profundo batazo que se estrelló contra la pared del jardín central para darle la victoria 11-10 a Leones del Caracas, en una emotiva remontada que dejó en el terreno a Cardenales de Lara, en la parte baja del décimo inning en el Estadio Universitario de la UCV.

“Desde el primer momento pensé que César Valera (el bateador que le precedió) iba a terminar el juego, pero me tocó el turno”, exclamó González después del desafío, sin temor a contener la emoción.

El receptor recibió el turno con tres hombres en base, con desventaja de una carrera para Leones.

“(El relevista) Argenis Angulo tira muchas rectas, la lanzó en ese conteo (3-1) y, gracias a Dios, conecté la bola y pudimos brindar el triunfo”, abundó el toletero derecho para las cámaras de TLT sobre su turno de oro.

Caracas solo logró ponerse arriba en el marcado en su última vez al bate. Estuvo cuatro veces en desventaja y siempre logró reaccionar para igualar la pizarra, hasta dar el zarpazo definitivo contra el club que arrancó la temporada como favorito a estar en la final. Ahora, sus aspiraciones de extender a seis sus instancias definitivas seguidas se ven comprometidas.

Más temprano en el encuentro, Cardenales abrió la cuenta ante Ronald Herrera, con un batazo de Ramón Flores con dos hombres en los senderos. La conexión superó al patrullero derecho Romer Cuadrado y se internó en los jardines para permitir que Alí Castillo pisara el plato en el propio primer inning.

Caracas empató las acciones en ese mismo tramo con un incogible de Alexander Palma, que remolcó la anotación de Carlos Sepúlveda desde la antesala. Previamente, el campocorto había conectado un batazo de tres bases.

Lara volvió a tomar el comando del tanteador en la altura del sexto inning.

Danny Rondón ingresó en el juego para relevar al iniciador Ronald Herrera, luego de que este saliera tocado del enfrentamiento. El relevista retiró a un bateador, para luego permitir un sencillo al jardín derecho, que no pudo alcanzar el camarero Wilfredo Tovar. Así se facturó la segunda carrera de los larenses, sólo para seguir sumando rayitas.

El Novato del Año, Jermaine Palacios celebró el recibimiento de su premio con un soberbio batazo de cuatro esquinas con las almohadillas congestionadas. Con un solo swing, la bandada roja se puso 6-1.

El Caracas, que aún se sentía con vida y en ese mismo tramo respondió con un rally de cinco anotaciones.

Jhonny Pereda inició el festival con un doblete para remolcar a Maikel Serrano. Más adelante en esa entrada, Sepúlveda se sacrificó para poner la tercera carrera de los melenudos con un elevado. Un soberbio cuadrangular de Wilfredo Tovar entre el izquierdo y central logró la igualdad en la pizarra 6-6. La alegría volvió a durar poco para los capitalinos.

William Contreras respondió para Lara con un jonrón solitario en la siguiente entrada, ante el relevista Ricardo Rodríguez. En la octava sumaron otra rayita con doble remolcador de Gorkys Hernández. Pero los felinos se negaban a bajar los brazos.

Palma ripostó empatando de nuevo el juego con una larga conexión al bosque derecho con un hombre en los senderos. Este batazo igualó el marcador a ocho. Todo se definió en las entradas extras.

Cardenales sumó dos en la parte alta del inning 10, pero el triunfo se quedó con los dueños de casa.

“Desde que estoy aquí este equipo ha sido batallador”, explicó González.

Félix Carvallo (1-1) consiguió la victoria, mientras que Argenis Angulo (0-1) cargó con el revés. Con la victoria del Magallanes en Valencia, se confirmó a Leones como el primer equipo eliminado del Round Robin.

 

Redacción SNPD con

información de LVBP.com