Caracas.- La exdiputada Manuela Bolívar, dirigente de Voluntad Popular, se acercó a la sede del Sebin, El Helicoide, para exigir una fe de vida de su compañero Freddy Guevara, detenido en horas del mediodía por los organismos de seguridad del Estado. 

«Muchas veces hemos hablado de la puerta giratoria, sueltan a uno y agarran a otro; dicen que van a dar esto y aprietan por acá. Panas, aquí hay que ver lo que políticamente está pasando. Hoy la emergencia humanitaria requiere cambios institucionales, hoy la solución política pasa por unas elecciones donde la gente no vote por dominación, sino por voluntad y por opción. Este problema no se resuelve metiéndonos presos a todos», dijo Bolívar desde las afueras del Sebin. 

La exparlamaentaria reconoció que los venezolanos continuarán protestando, no solo por el contexto político, sino porque no hay comida, no hay agua, y porque en Venezuela, «nos morimos por Covid. Razones, hay suficientes para protestar», señaló. 

Sobre las negociaciones entre Nicolás Maduro y la oposición, que podrían iniciar en México, en el mes de agosto, Bolívar recalcó que «la detención de Freddy (Guevara) no muestra que el camino para el régimen sea la negociación». 

«Lamentablemente es una muestra de como la elección es una palabrita que se usa y se quita, pura mentira, porque se requiere condiciones, cambios estructurales verdaderos. Ahora reitero, este mensaje de detener a Freddy, al mediodía, el régimen tomó una decisión con respecto a las regionales, con lo que acontece el país, ahora nos toca tomar la decisión, mantener nuestra postura de resistencia, defendiendo cada derecho», sentenció.