Desde sus redes sociales, el coordinador del sindicato sanitario Monitor Salud, Mauro Zambrano, denuncia las pésimas condiciones de infraestructura por las que atraviesa el hospital infantil J.M. de los Ríos, ubicado en Caracas, unido a acciones de amedrentamiento “con las que pretenden ocultar lo que ocurre” en el centro asistencial.

Señaló Zambrano que, durante una visita, el equipo de Monitor Salud se encontró “con un hospital infantil en ruinas, sin incubadoras que funcionen, sin equipos de bioseguridad”.

Además, indicó que un funcionario de la Guardia Nacional se atrevió a denunciar que ninguno de los 12 ascensores funciona.

Con ello, el sindicalista confirmó lo que Monitor Salud ha estado denunciando: “Los padres deben cargar a sus hijos en brazos hasta 11 pisos para que puedan cumplir con sus consultas”, sin importar los cuadros de salud de los menores ni sus padecimientos.

Con Información de El Carabobeño.