Moral Distraída
Fotografía cedida por la oficina de prensa Moral Distraída del grupo chileno de música tropical quien unió su universo con el de otros dos conocidos artistas de su país, la solista pop Denise Rosenthal y el dúo de cumbia y baladas Los Vásquez, para editar el tema "Rico, rico", una canción bailable que incluye algo de los tres estilos. EFE

Santiago de Chile.-El grupo chileno de música tropical Moral Distraída unió su universo con el de otros dos conocidos artistas de su país, la solista pop Denise Rosenthal y el dúo de cumbia y baladas Los Vásquez, para editar el tema «Rico, rico», una canción bailable que incluye algo de los tres estilos.

Así lo comentaron los integrantes de Moral Distraída en una entrevista con Efe en la que explicaron cómo fue el proceso creativo que dio lugar a esta canción con artistas de los que confesaron ser admiradores y con los que les une una amistad.

La nueva canción «Rico, rico» fue compuesta con la voluntad de resultar «refrescante y bailable» y trata de expresar «aquellos sentimientos de felicidad y vértigo al encontrarse a un otro que se ama, o bien, las emociones al recordar esos momentos».

Pregunta (P). Ustedes (Moral Distraída, Denise Rosenthal y Los Vásquez) representan tres propuestas musicales diferenciadas, ¿cómo se hace para que el producto final tenga cohesión?

Respuesta (R). (Abel Zicavo, segunda voz): Ese es el desafío. Cada vez que uno se encuentra con otros artistas uno tiene que, con tú manera de hacer arreglos, con tú manera de componer, trabajar con la otra persona que viene con todo su propio universo.

En este caso, con «Rico, rico», están un poquito más marcados los universos distintos que habitan estos tres proyectos y eso es lo que nos parece muy entretenido, muy desafiante el decir: «como somos admiradores mutuos de nuestras músicas», entonces, ¿cómo no va a haber una forma en la que conectemos? Porque ya conectamos con la buena onda; existe amistad, entonces había que hacerlo.

Y yo creo que por ahí fuimos dialogando con la composición y, por otra parte, está después el trabajo de producción. Creo que ahí hay harto trabajo en esto de lograr un fiato.

P. ¿Cómo es el proceso de colaboración cuando se trabaja con más artistas, en este caso con Denise Rosenthal y Los Vásquez?

R. (Camilo Zicavo, vocalista): La verdad es que es superinteresante el enfrentarse a otras maneras, a otros procesos creativos, a otras formas de construir arte. Desde lo musical es enriquecedor para uno el proceso creativo en conjunto y la realización musical. Siempre es muy vertiginoso, porque uno no sabe con la forma de trabajo del otro artista que se va a encontrar, pero a la vez y siempre desde un profundo aprendizaje.

P. Esta canción se trata de las relaciones amorosas, ¿cómo se cuenta una historia de amor más sana en comparación con otros mensajes que existen sobre las relaciones de pareja, donde se tiende a romantizar ciertas conductas violentas?

R. (Abel Zicavo): Yo creo que hay que ir construyendo los espacios. Por una parte hay que hacerse responsable desde donde uno puede. Por ejemplo, lanzamos hace un tiempo atrás una canción que se llama «Los Hombres No Lloran» y eso tenía que ver con que básicamente «¿cómo vamos a hacer nosotros, un grupo de hombres, para hablar de feminismo? Eso no nos corresponde».

Pero sí podíamos hablar de qué nos pasa a nosotros como hombres con el machismo; cuáles son los efectos que tiene el patriarcado sobre los hombres. Y discutir un poco de nosotros: de hacer una canción de hombres hacia hombres.

Lo otro es ir viendo en cada una de las canciones que uno escucha están siempre llenas de detalles que le dan a entender a uno ciertas posiciones de poder, lugares comunes, las relaciones heteronormadas, eso en general está siempre en todos los detalles.

Y yo creo que la labor de los últimos años ha sido, a propósito de hacer canciones sobre el amor más «sanas», es que la manera en que nosotros nos vamos refiriendo a las relaciones y las construcciones que vayamos haciendo, ir viendo cómo nos estamos refiriendo al otro, cómo nos estamos refiriendo a nosotros mismos.

También hay que ir dialogando con los compañeros y compañeras constantemente. Yo creo que sin eso no sería posible que las canciones se permeen.

P. ¿Este nuevo sencillo va a venir acompañado de un disco?, ¿cómo va a ser ese formato?, si es que se puede adelantar algo.

R. (Abel Zicavo): Yo creo que estamos igual que todos con la pandemia: como que no sabemos cómo va a ser esto. Nos modificó todo el escenario. El EP que lanzamos recién («Si las molestias persisten acudir a médico especialista») es un trabajo que fue una sorpresa para nosotros mismos.

Ahora «Rico, rico» junto con varias otras canciones, otras colaboraciones que se vienen, están en un plan nuevo, entonces todavía estamos visualizando dónde van a ir o parte de qué van a ser. Por lo menos y por el momento estamos bien contentos con que estén saliendo canciones, con que podamos estar compartiendo esta música.

PAPEL ACTIVO EN LAS PROTESTAS DE CHILE

P. Ustedes tuvieron un rol muy activo como músicos dentro del estallido social de Chile: hicieron conciertos y hablaron del tema abiertamente. ¿Qué les parece como artistas la posibilidad de construir o aportar a la sociedad en temas que la gente podría tildar de «políticos»?

R. (Camilo Zicavo): Yo creo que cualquier tipo de arte es un acto político: ya sea solo para la entretención o para reflexionar sobre algo.

Nos gusta citar al tío Ben de Spiderman: «Con grandes poderes vienen grandes responsabilidades», porque al uno estar en la palestra, a la cual tanta gente está mirando y escuchando, uno tiene una suerte de megáfono, que amplifica la voz, las ideas, el plantear reflexiones.

Esa ha sido la posición que hemos adoptado con Moral Distraída, que no es decir «mira, esto es lo que ocurre, esto es lo que hay que hacer», sino que «oye, miremos esto que ocurre, reflexionemos en torno a eso».

Intentamos nunca decir «mira, venimos con la verdad», sino es «mira, venimos con esta reflexión: reflexionemos juntos».

Nos parece que los artistas deben responsabilizarse. No necesariamente tomar una postura o decir «apoyo esto o lo otro», pero sí estar activos y conscientes de lo que está pasando.