Las Palmas de Gran Canaria (España).- Las diferentes rutas por mar que conducen a España desde las costas de África se cobraron en lo que va de año las vidas de 1.255 personas, la cifra más alta desde que la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM) comenzó recopilar estos registros, en 2014.

De esa cantidad, tres de cada cuatro, 937, corresponden solo a los inmigrantes que fallecieron en la ruta atlántica hacia el archipiélago español de Canarias, de acuerdo con el balance de víctimas a 3 de diciembre facilitado a Efe por el programa Missing Migrants (Inmigrantes desaparecidos) de la OIM.

Según ese informe, desde enero han muerto o desaparecido intentando llegar a España en pateras o cayucos (embarcaciones precarias) al menos 99 niños y 248 mujeres.

 

EFE