Dr. Hugo Lezama

Una prueba de laboratorio que la gente ha hecho como suya es la Proteína C Reactiva, lo que denominan PCR(no confundir con la Reacción de Polimerasa en Cadena(PCR por sus siglas en inglés), sobre todo en el manejo del recién nacido, ya que en los retenes del área de maternidad es solicitada la PCR  para catalogar a un recién nacido como infectado o no, y de allí decidir su hospitalización sin tomar en cuenta en muchas oportunidades la historia del control prenatal, las circunstancias perinatales involucradas alrededor del nacimiento del niño o algún otro parámetro que influya o no en el posterior  manejo del recién nacido.

Se trata de medir con vara rasa a todos los pacientes, sin tomar en cuenta que muchas veces a pesar de estar los parámetros dentro de límites normales, el recién nacido puede estar gravemente enfermo o con alta potencialidad de desarrollar un proceso infeccioso que comprometa su vida, lo que obliga su hospitalización a pesar de estar todo dentro de límites normales.

La proteína C reactiva o PCR es una proteína plasmática circulante en el torrente circulatorio, que aumenta sus valores en respuesta a la inflamación (proteína inespecífica de fase aguda).Su función es activar el sistema del complemento, es sintetizada por el hígado, su nivel aumenta durante los proceso inflamatorios.

Se cree que desempeña un papel importante en la inmunidad innata, como un sistema de defensa temprano contra infecciones. La determinación de los valores de la PCR  puede servir para determinar el progreso de una enfermedad o la efectividad del tratamiento administrado. En asociación con la prueba de Procalcitonina ayuda para diagnosticar de manera significativa los niveles de sepsis (infección sistémica).-

La PCR se eleva cuando existe algún proceso inflamatorio o infeccioso en el organismo. Este indicador se utiliza ampliamente para evaluar la posibilidad de una infección o un proceso inflamatorio no visible, ya sea infecciones virales o bacterianas, lo que también se puede reflejar con el aumento de los glóbulos blancos.

 Por esto el valor de la PCR debe ser analizado por el médico que solicitó la prueba, conjuntamente con otras pruebas, además de analizar los antecedentes de salud del paciente con la finalidad de hacer el diagnóstico correcto y aplicar el tratamiento adecuado, según un criterio médico bien tomado.

Después de confirmar los valores de la PCR, el pediátra deberá evaluar el resultado de los otros exámenes solicitados, así como evaluar al paciente tomando en cuenta los síntomas que presente. Una vez concluida la evaluación debe tomarse la decisión de iniciar el tratamiento adecuado.

Los valores de la PCR tienden a bajar cuando se inicia el uso de antibióticos lo que indica que lo que se está haciendo es lo indicado. Si los valores de la PCR no bajan se debe echar mano a otra estratégia para tratar el problema.

Es recomendable que al solicitar la prueba de la PCR debemos complementar el estudio de nuestro paciente con otros exámenes, tales como una hematología completa y una velocidad de sedimentación globular (VSG),aparte de un buen interrogatorio y exámen físico y estudios imagenológicos sin son necesarios, para dilucidar el diagnóstico y posterior manejo de dicho paciente.

La negatividad de una PCR no debe inhibir al pediátra a iniciar un tratamiento antibiótico si así el cuadro clínico del paciente lo exige. Del otro lado, si la PCR es positiva, un razonamiento lógico es necesario, ya que ocupar una cama de hospitalización es un gasto que influye en la oportunidad que se le puede dar a otro paciente que si lo amerite, al igual que decidir un alta la cual debe ser bien  razonada y documentada, pues en -no pocas- ocasiones la PCR tarda en negativizarse y es necesario para la institución tener una cama disponible, que tarda en darse por tener un paciente hospitalizado por un tiempo más de lo necesario o prolongar un tratamiento médico más allá de lo razonable.

Hasta la próxima.

Dr. Hugo Lezama Hernández.

Pediátra y Puericultor. Egresado de la Universidad de Oriente (UDO)

 Miembro Activo de La Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura. Filial Bolívar.