Nueva Delhi, India. El indio Dommaraju Gukesh, el héroe de la Olimpiada de ajedrez de Chennai, con solo 16 años, al ganar ocho de sus nueve partidas cediendo un solo empate, cometió este lunes un trágico error en la penúltima ronda que deja a su equipo, India 2, sin opciones de victoria a falta de la jornada de clausura del martes.

Gukesh D (así se le conoce en el mundo del ajedrez) se había mostrado imbatible a lo largo de 9 rondas. Sólo el azerbaiyano Shakriyar Mamedyarov, décimo del ránking mundial, había logrado, al menor, arrancar unas tablas al adolescente indio.

Pero en la décima y penúltima ronda, en una posición ganadora frente a otro joven prodigio, el uzbeko Nodirbek Abdussatorov, campeón mundial de rápidas con 17 años, Gukesh protagonizó una tragedia no demasiado infrecuente en el ajedrez.

Final de caballo contra alfil

En un final de caballo contra alfil en presencia de las damas, Gukesh, que comandaba las blancas, jugó la fatídica 72. Cf3 que permitió a su adversario dar jaque a su rey al tiempo que amenazaba al caballo. Perdía una pieza y la partida. Su derrota igualaba a 2 el marcador del encuentro India 2-Uzbekistán y su equipo quedaba descartado para el título, cuando lo tenía tan cerca.

El indio hundió la cabeza entre las manos y se olvidó, incluso, de abandonar la partida mediante el protocolario saludo a su rival. El uzbeko, testigo impertérrito de la desolación de su oponente, tuvo que reclamar la presencia del árbitro para que diera fe de que el indio, aunque no hubiera abandonado, había perdido ya la partida por tiempo.

El título se lo jugarán, en la undécima y última ronda, Uzbekistán y Armenia, que están empatados a 17 puntos. El equipo de Abdussatorov se enfrentará al de Holanda encabezado por Anish Giri, y los armenios contra España, que ahora ocupa el séptimo puesto, a dos puntos de los líderes.

EFE deportes