Caracas.- La Plataforma Unitaria que integra partidos de oposición anunció este martes que no apoyará ni participará el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro, debido a las condiciones que impuso el CNE para la recolección de firmas. 

Robert García, secretario general de Copei, informó en rueda de prensa que a partir de este miércoles, 26 de enero, iniciarán un ciclo de asambleas en todo el país para «fortalecer la unidad» de cara a las presidenciales de 2024. 

«Las fuerzas unitarias hacemos un llamado al país. A partir de mañana, miércoles 26 de enero, haremos un esfuerzo de activación nacional para fortalecer la unidad y la ruta hacia elecciones libres, en todos los municipios y estados haremos asambleas e iniciaremos un trabajo de fortalecimiento que concluya en un contundente mensaje unitario este 12 de febrero», declaró.

García justificó la decisión de no apoyar el revocatorio debido al comportamiento de la administración de Maduro, específicamente a lo dicho por Diosdado Cabello sobre una posible nueva «Lista Tascón».

«Es la historia de voceros del régimen de pretender una nueva Lista Tascón, solo refleja que es un proceso diseñado para profundizar la persecución política. Las fuerzas políticas unitarias ratificamos nuestro compromiso de lograr el cambio en Venezuela, a través de elecciones libres. Lo sucedido con la grosera manipulación en Barinas y como se pretende bloquear el revocatorio demuestran la necesidad de construir condiciones y garantías para hacer viable un proceso en el país de cara a elecciones presidenciales».

«Hacemos un llamado a asumir con firmeza los mecanismos de presión política y social necesarias para que se consolide un proceso de acuerdos que dé condiciones necesarias. El régimen bloqueará y saboteará todo lo que lo ponga en riesgo, ha demostrado su absoluto desprecio a la constitución», destacó.

«Pretender que tantos venezolanos expresen su intención de activar el referendo revocatorio en solo 1200 puntos en tan solo 12 horas hace imposible el cumplimiento de la meta. Además, hoy en nuestro país no existe un suministro estable de combustible que permita la movilización de personas a cada punto de recolección de las firmas, no existe un proceso previo de auditoria de las huellas, no existe una indicación clara para el procedimiento de las huellas cuando estas arrojen un error en el sistema».