Caracas.- La oposición venezolana liderada por Juan Guaidó aprobó este martes la creación de una comisión de control y supervisión para investigar la situación actual de la filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Monómeros Colombo Venezolana S.A., administrada por Guaidó desde 2019 cuando fue reconocido por un grupo de países como presidente interino.

«Tenemos que abrir con total transparencia las puertas de Monómeros, ver qué es lo que ha pasado desde que se asumió la empresa hasta el día de hoy», indicó el exdiputado Juan Pablo Guanipa en una reunión semanal de los opositores.

La comisión estará integrada por Rony Flores del partido político Acción Democrática (AD), Viviana Lucas de Primero Justicia (PJ), Marco Aurelio Quiñones de Voluntad Popular (VP) y se espera la designación del integrante por Un Nuevo Tiempo (UNT) y uno más por los partidos minoritarios.

Guanipa exigió que este grupo viaje «inmediatamente» a Colombia y que tengan «amplias facultades» para empezar la investigación sobre la situación actual de la empresa, ubicada en Barranquilla. Al concluir las pesquisas deberán presentar sus resultados y recomendaciones a los opositores en un plazo máximo de 10 días.

Añadió que deberán recabar toda la información que sea necesaria por parte del Gobierno colombiano, de la Superintendencia de Sociedades, de la junta directiva de la filial Pequiven y de los antiguos y actuales miembros de la gerencia de Monómeros.

El exdiputado ratificó la propuesta de su partido, Primero Justicia, de que los activos de Venezuela en el exterior sean transferidos a un fideicomiso para, entre otras cosas, garantizar la «transparencia» y buen funcionamiento de los activos del país caribeño en el exterior.

El pasado 28 de septiembre, esta organización política renunció a formar parte de los «espacios que atienden» la gestión de activos en el exterior al no acoger Guaidó sus propuestas.

Por otra parte, reiteraron que, «desde hace más de un año», expresaron su «preocupación por la gestión de los activos y de las empresas» públicas en el exterior, por lo que hicieron «propuestas que no fueron tomadas en consideración».

Un día después, el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, anunció que el Gobierno del país caribeño emprenderá acciones legales nacionales e internacionales para «recuperar» Monómeros y Citgo, ubicada en Estados Unidos.

El ministro denunció un supuesto caso de corrupción en ambas empresas y responsabilizó a Guaidó y otros dirigentes de la oposición venezolana, como Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio y Henrique Capriles.

A principios de ese mes, el Gobierno de Colombia decidió someter a Monómeros a la «máxima vigilancia» debido a su situación económica, jurídica y administrativa.

 

EFE