Bruselas.- La OTAN reconoció este jueves la atribución que hacen Albania y otros aliados, como Estados Unidos, a Irán como responsable del ciberataque que sufrió el país balcánico en julio pasado, y advirtió de que está dispuesta a tomar “respuestas colectivas” para disuadir ciberamenazas.

“Nos solidarizamos con Albania tras el reciente ciberataque a su infraestructura nacional de información”, indicó el Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de toma de decisiones de la OTAN, en una declaración.

Los países de la organización dijeron “reconocer las declaraciones de Albania y de otros aliados que atribuyen la responsabilidad del ciberataque al Gobierno de Irán”.

“Condenamos enérgicamente este tipo de actividades cibernéticas maliciosas destinadas a desestabilizar y perjudicar la seguridad de un aliado, y a perturbar la vida cotidiana de los ciudadanos”, enfatizaron.

Recalcaron además que la OTAN y los Aliados “apoyan a Albania en el fortalecimiento de sus capacidades de ciberdefensa para resistir y repeler tales actividades cibernéticas maliciosas en el futuro”.

Por otra parte, la Alianza destacó que “actores malignos buscan degradar nuestras infraestructuras críticas, interferir con nuestros servicios gubernamentales, extraer información de inteligencia, robar propiedad intelectual e impedir nuestras actividades militares”.

“Los aliados están comprometidos con la protección de sus infraestructuras críticas, el desarrollo de la resiliencia y el refuerzo de sus ciberdefensas”, dijeron, y aseguraron que seguirán alerta contra ese tipo de actividades cibernéticas maliciosas en el futuro.

“Nos apoyaremos mutuamente para disuadir, defender y contrarrestar todo el espectro de ciberamenazas, incluso considerando posibles respuestas colectivas”, subrayaron.

Por último, aseguraron que promueven “un ciberespacio libre, abierto, pacífico y seguro” y que se esfuerzan “por aumentar la estabilidad y reducir los riesgos de conflicto promoviendo el respeto del derecho internacional y las normas voluntarias de comportamiento estatal responsable en el ciberespacio”.

En ese contexto, hicieron un llamamiento a todos los países para que “respeten sus compromisos internacionales de mantener un enfoque del ciberespacio basado en normas”.

El miércoles, Estados Unidos ya anunció que tomará medidas para responsabilizar a Irán del ciberataque contra Albania que llevó a cabo la República Islámica en julio y que llevó a la ruptura de relaciones entre los dos países.

A través de un comunicado, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Adrienne Watson, pidió a Irán que «rinda cuentas» por un «incidente sin precedentes».

El 15 de julio el portal de servicios públicos e-Albania dejó de forma repentina de funcionar, así como varias páginas gubernamentales, incluida la del primer ministro, cuya recuperación de datos y funcionamiento total tardó casi un mes en conseguirse.

En Albania vive un grupo de unos 3.000 disidentes de la oposición iraní Mujahedden e Khalq, conocido como MEK, que han montado un campamento en Manez, un pueblo situado en las cercanías de la ciudad costera de Durres.

 

EFE