Caracas- Un grupo de pacientes renales, cuya vida depende de la diálisis, reclamaron este viernes a la administración de Nicolás Maduro que responda a sus necesidades, que no están cubiertas por falta de personal médico, máquinas dañadas, equipos que no funcionan o plagas de moscas y mosquitos en los lugares de atención.

Las denuncias abarcan también la falta de transporte para el traslado de los enfermos a las clínicas donde deben ser dializados, debido a que se «dañaron los vehículos» en los que eran trasladados y no fueron reparados ni sustituidos.

Edwin Rafael Bello, paciente renal de 59 años asignado a la clínica Riverside de Caracas, administrada por el seguro social, urgió a la gestión madurista a tomar medidas y resolver estos problemas ya que su vida y la del resto de afectados depende de ello.

«Tenemos problemas, falta de personal médico, no hay enfermeras, tenemos problemas de plagas, los sillones no funcionan, las máquinas están dañadas, en mal estado, y también problema de transporte», explicó Bello a Efe.

El paciente señaló, además, que «anteriormente», el seguro social brindaba transporte para el desplazamiento a los centros de diálisis, «pero desde que se les dañaron los vehículos, no nos están prestando servicio».

Las mismas quejas planteó Jesús Rodríguez, de 51 años y dependiente de la diálisis desde hace más de 15 a causa de su insuficiencia renal.

“Ya no se tolera”

«Nos han abandonado, no han venido a dar la cara, no hay quién nos represente por parte del seguro social. Esta clínica (Riverside) viene de mal en peor, nos estamos dializando en mal estado, los sillones no funcionan, hay zancudos, hay moscas, hay mosquitos; esto parece una piscina cuando las máquinas empiezan a botar agua y no hay quien haga mantenimiento», reclamó.

Rodríguez agregó que, además, no hay personal de mantenimiento ni enfermería, tampoco médicos.

«Necesitamos médicos nefrólogos, necesitamos que el Gobierno tome cartas en el asunto. Esta es una situación que ya no se tolera, somos pacientes renales que en verdad necesitamos ayuda y una mejor calidad de vida», insistió el paciente.

La administración de Maduro acostumbra a señalar las sanciones de EEUU y de otros países a Venezuela como la razón que impide que los centros médicos estén acondicionados y tengan el material necesario. 

Afirmaciones que la oposición y parte de la sociedad consideran una excusa, ya que el bloqueo es «selectivo» y afecta -aseguran- solo a determinados sectores.