Miami.- Halyna Hutchins, de 42 años, murió el pasado jueves después que Alec Baldwin disparara un revólver Colt que, sin saberlo, estaba cargado con munición real.

El incidente, que ocurrió durante el rodaje de la película “Rust” en Nuevo México, en el que también resultó herido el director.

“Todavía no podemos creer que Halyna haya muerto y su madre se está volviendo loca de dolor”, dijo Anatoly Androsovych, el padre de Hutchins, a The Sun on Sunday. “Pero no responsabilizo a Alec Baldwin: la responsabilidad es de los utileros que manejan las armas”.

Androsovych está tratando de conseguir visados para él y su mujer para poder viajar a Estados Unidos y apoyar al marido de su hija y a su hijo de nueve años, además comentó que el niño estaba luchando con el dolor después de perder a su madre.

“El hijo de Halyna está muy afectado, está perdido sin su madre”, detalló.

Androsovych indicó que culpaba al armador de la película por la muerte de su hija. Los informes sugieren que, antes del rodaje, los miembros del equipo habían cargado el revólver con munición real y estaban utilizando el arma para hacer prácticas de tiro.

Con información de Ronda