El presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció poco antes de la medianoche de este 31 de diciembre un «cese bilateral» del fuego con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las disidencias de las FARC y grupos paramilitares que estará vigente desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2023.

Dicho cese al fuego será «prorrogable según los avances en las negociaciones», agregó el mandatario en sus redes sociales.

En total son cinco grupos los que anunciaron el cese el fuego: ELN, Estado Mayor Central de las disidencias de las FARC, la Segunda Marquetalia, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y los paramilitares de Sierra Nevada.

Cese a la violencia

El mandatario hizo el anuncio a través de sus redes sociales poco antes de acabar el año 2022 y su oficina precisó que el Gobierno ha recibido cartas de la sociedad civil, de la Iglesia y de muchas organizaciones comunitarias pidiendo el cese de la violencia.

«Hemos acordado un cese bilateral con el ELN, la Segunda Marquetalia, el Estado Mayor Central, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y las Autodefensas de la Sierra Nevada desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2023, prorrogable según los avances en las negociaciones. La paz total será una realidad», indicó Petro en Twitter.

Desde que asumió Presidencia, el pasado 7 de agosto, Petro y su Gobierno han defendido una política de «paz total» que ya ha logrado retomar las negociaciones con el ELN en Caracas.

«Es mi deseo en este final de año que sea posible la paz. Este es un acto audaz. El cese bilateral de fuego obliga a las organizaciones armadas y al Estado a respetarlo. Habrá un mecanismo de verificación nacional e internacional. Que la paz sea entre nosotros. Feliz nuevo año», agregó.

Revisión de entes externos

Según la información proporcionada por Presidencia, el cese bilateral tendrá revisión nacional e internacional a cargo de la Misión de Verificación de la ONU, de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, la Defensoría del Pueblo y la Iglesia Católica.

Por el momento, «no se contempla el cese del fuego con otras organizaciones», agregó Presidencia, pero el Gobierno hará una comprobación de resultados de los procesos en ejecución y otros ceses unilaterales para tomar futuras decisiones.

El anuncio no tardó en recibir reacciones positivas, entre ellas la del jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, quien insistió en que «Naciones Unidas apoya todos los esfuerzos orientados a reducir la violencia en los territorios, a proteger a las comunidades afectadas por el conflicto y a construir paz en Colombia».