Fotografía de archivo de Gustavo Tarre, el representante ante la OEA del líder opositor venezolano Juan Guaidó. EFE/ Lenin Nolly

Washington.- Gustavo Tarre, el representante ante la OEA del líder opositor venezolano Juan Guaidó, anunció que no participará en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), después de que un grupo de 11 países mostraran la intención de expulsarlo del foro regional.

Tarre no viajará a Lima, donde los 34 países miembros se congregan a partir de este miércoles en la asamblea que se celebra anualmente.

La decisión se tomó ante «el rechazo de algunos países de la región» a Guaidó, reconocido por Estados Unidos como presidente interino de Venezuela, según un comunicado difundido por la oposición.

El debate en la Asamblea General del organismo ha dejado de lado los derechos humanos para centrarse en «las credenciales de nuestra delegación», añade el escrito.

La decisión de Tarre llega un día después de que un grupo de países, entre ellos México, Bolivia y Antigua y Barbuda, presentaron un proyecto de resolución que busca votar en la Asamblea General para revocar la presencia del venezolano en la OEA.

En la última asamblea del organismo, en noviembre del año pasado, México, Argentina y Bolivia rechazaron la presencia del enviado de Guaidó.

El documento propone que se revoque «la aceptación de un representante permanente» designado por la oposición venezolana y se considere que Venezuela ya no forma parte de la OEA. Para ser aprobada, la resolución debe contar con 18 votos.

El organismo regional aceptó en abril de 2019 a Tarre como representante de Venezuela, después de que el pleno declara ilegítimo el actual mandato de Maduro, dando un espaldarazo a Guaidó.

El Gobierno de Nicolás Maduro presentó en 2017 una solicitud formal para retirar a su país de la OEA.

 

EFE