Piso 21

Caracas.-Escobar Gallego, integrante del grupo Piso 21, confesó la necesidad que tenían el grupo de presentarse en el país, reconociendo de forma indirecta en sus palabras las crisis que pasa y que ha pasado el país.

“¡Gracias Dios, por tenernos acá! Hace tanto que queríamos estar en Venezuela. Viva Venezuela, vivan los artistas venezolanos. Simplemente quiero dejarles un mensaje: los venezolanos están hechos para cosas grandes. Dios, cuando pone pruebas grandes, pone recompensas grandes”, dijo.

Con una presentación de tres horas, Piso 21 se paseó por un popurrí de todos sus éxitos como: “Te amo”, “Báilame despacio”, “Mató mi corazón”, “Equivocado”, “El amor en los tiempos del perreo”, “La vida sin ti”, “Salvavidas”, “Pa’ olvidarme de ella”, “Me llamas”, entre otros, con los cuales lograron hacer bailar a todos los asistentes del concierto.

El amor en los tiempos del perreo es el tercer disco de los colombianos, donde se pasean por el amor, despecho y la reflexión sobre relaciones exitosas o fracasadas, pero con el sabor que los caracteriza.

Artista invitados en tarima con Piso 21

Piso 21 compartieron tarima con varios artistas del flow urbano como Víctor Drija, Kobi Cantillo, Andry Kiddos y Sharlene, quienes ofrecieron shows individuales como antesala a los artistas principales.

Otros que resaltan esa noche, fueron los chicos de la melodía perfecta, el dúo integrado por Gio y Gabo subió al escenario y cumplió su compromiso de interpretar el tema “Mueve la cadera” con Sharlene, Franco y Gabylonia. Además, acompañó a Víctor Drija en un par de temas.

La arepa es venezolana

Una de las escenas más interesantes de la noche fue, cuando una fan entre el público les ofreció a los integrantes de Piso 21 una degustación de arepitas, luego de reconocer que las mismas son un plato venezolano, por una pregunta realizada por el cantante Kobi Cantillo antes de su última interpretación “Déjala que vuelva”.

Su Ying Lee Yang