La penalización a Lewis Hamilton por cambio de motor parecía quitarle interés al Gran Premio de Turquía, pero una Clasificación al límite con el asfalto semimojado, ha revitalizado el planteamiento del domingo en todos los frentes. El británico se llevó su pole 102 en F1, algo que nadie puede arrebatarle y luchará para remontar 10 puestos y acabar por delante de un MAX Verstappen que saldrá segundo en parrilla…. Por detrás de Valtteri Bottas.

La estrategia de Mercedes, al cambiarle la unidad de combustión al líder en un circuito en el que se puede adelantar, se ha conjugado a la perfección con un Bottas a gran nivel. El finlandés ha batido en el primer capítulo a Max, evitando que tenga vía libre para anotarse la victoria. Así, tratará de hacer de barrera de contención para frenarle a lo largo de la carrera. Habrá una salida vibrante, en una curva 1 que es muy complicada en el tráfico, donde puede suceder cualquier cosa.

Error de planteamiento

Red Bull parece haber errado en el reglaje básico que se realizó en la fábrica (simulador) por el cambio inesperado de agarre del asfalto turco entre 2020 y 2021, y no ha sido capaz de subsanar los problemas de Max a lo largo del fin de semana. es un detalle que podría ser vital en un Mundial tan apretado como éste. Checo tampoco pudo superar a Alonso o Gasly.

Alonso va a más

Se fue Fernando de Sochi diciendo que había encontrado algo en el Alpine, quizá una configuración que le permite dar un paso adelante en carrera, después de haber pasado en Rusia al propio Max Verstappen en igualdad de condiciones. Lo que no se esperaba es que en Clasificación estuviera en un escalón tan alto como el que ha mostrado en Istanbul Park. En el primer sector estaba a la altura de Mercedes y Red Bull, aunque luego cedía algo en el segundo y el tercero.