Privados de Libertad reciben sus títulos

Ciudad Guayana.- Actualmente las cárceles en Venezuela se han convertido en un tema de discusión debido a la situación paupérrima en la que se encuentran las instalaciones y los mismos presos, donde muchos de ellos han estado en las calles desde niños y no tuvieron la posibilidad de empezar una carrera universitaria.

Sin embargo, la iniciativa de la Universidad de Aragua (UBA) se convirtió en pionera de la educación superior para los hombres y mujeres privados de libertad, en este caso instalaron aulas de estudio en el Centro Penitenciario ubicado en Tocorón, municipio Ezequiel Zamora, a través de un convenio con el Ministerio del Poder Popular para el servicio Penitenciario (Mppsp).  

La noticia la dieron a conocer mediante las redes sociales de la universidad donde explicaron de qué forma se desarrollaría el proyecto y las metas que esperan cumplir con este emprendimiento.

“A la inauguración de las aulas asistieron la ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Mirelys Contreras; la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional Bolivariana de Venezuela, Iris Valera; el presidente del Circuito Judicial Penal del estado Aragua; Doctor Luis Abello, autoridades académicas de la UBA, miembros del alto mando militar y reconocidas personalidades civiles y judiciales”, expuso el comunicado.

La doctora Edilia Papa, rectora de la institución expresó su satisfacción con la inauguración de las aulas para seguir garantizando el derecho a la educación para cualquier persona.

“Es importante la posibilidad de apoyar desde el emprendimiento, desde el estudio, la inserción a la sociedad de estos ciudadanos y para nuestros estudiantes de la Escuela de Derecho y la Escuela de Psicología, la oportunidad de realizar sus pasantías o el servicio comunitario. Hoy la UBA cristalizó la entrega de certificados de emprendimiento a los reclusos gracias a un gran equipo multidisciplinario”, dijo Edilia Papa.

Álvaro Herrera, abogado y coordinador de Derecho de UBA Puerto Ordaz, explicó para Soy Nueva Prensa los beneficios que traería para Ciudad Guayana y todo el país esta iniciativa.

“La Redención de la Pena por el Estudio y el Trabajo es una alternativa para disminuir la pena, por ello la iniciativa del estudio tiene como objeto que el privado se libertad al estudiar logre dos beneficios, uno legal (disminución de la pena) y el otro un beneficio personal de crecimiento humano de obtener estudios certificados y avalados por la universidad líder en el país”,  mencionó Herrera.

Informó que los privados de libertad al obtener el título, además de reducir su condena también pueden laborar desde las cárceles dependiendo del área de estudio como: electricidad, informática, obras civiles, entre otros. “Luego que obtenga su libertad entrará en la competencia laboral y ya depende de su agilidad en la reinserción social sacará los mayores frutos de su esfuerzo”.

De igual forma, alegó que si el proyecto avanzaba con éxito los presos comenzarían a buscarle un sentido a la privación de libertad y el ocio se convierta en frutos intelectuales. También que aunque todo emprendimiento tenga sus riesgos,  se trabajará para que sean mínimos y seguir avanzando de forma positiva.

Agregó que cualquier preso puede empezar sus estudios sin tomar en cuenta el delito cometido. “Más bien si es mayor la pena, más beneficioso será para él estudiar”.

Aseguró que el proyecto La Redención de la Pena por el Estudio y el Trabajo es viable para cualquier parte del país y que espera que este plan piloto sea un total el éxito para el avance intelectual del país.

Ruth Meyerowitz