Ciudad Guayana. Los trabajadores de SURAL C.A, una vez más hacen uso de los medios para hacer un llamado a la colectividad y al Gobierno, que se trata de una empresa estratégica para el gobierno, y que hoy en día mantiene la protesta de los trabajadores que desde hace 2 años y medio están en la calle.

Nelson Camacho delegado de la comisión de trabajadores de SURAL, reclamó que esta empresa tome cartas en el asunto, ya que son 300 padres y madres de familia desempleados, padeciendo a consecuencia de lo que viene haciendo la gestión de Alfredo Rivieri.

Padres de familia que se encuentran en grave estado de salud, hoy en día esta empresa se ha reservado todos los derechos violando el consejo de productividad de los trabajadores (CPT).

Hicieron un llamado al ministerio de la inspectoría del trabajo, para que tomen cartas en el asunto, ya que SURAL es una empresa estratégica del gobierno y brindaría grandes ayudas económicas y a la recuperación de la economía de Venezuela.

“Nosotros los trabajadores de estamos comprometidos con la revolución, SURAL es una empresa que produce alambres, conductores de aluminio, aleación de aluminio y alambrones eléctricos para el mercado mundial. Nosotros los trabajadores afectados mantenemos las manifestaciones pacíficas en el marco de la ley”, exclamó Camacho.

De igual manera manifiestan que Alfredo Rivieri,  como patrón de la empresa,  se la ha llevado, la riqueza al exterior,  para hacer inversiones.

Hoy en día los trabajadores de SURAL que están comprometidos con la planta, le piden “al Ministro Piñate, al Ministro Tareck el Aissami y al Viceministro José Antonio Meléndez,  que queremos conformar el CPT de los trabajadores…”

La empresa hoy en día cuenta con 180 trabajadores actualmente, la empresa se encuentra parada por la tranca de la Avenida Santa María, sacaron a los trabajadores sin darle respuestas, sin decirles cuando vuelven al trabajo, sin cumplir con el salario mínimo establecido y de utilidades les dieron 235 mil bs.   

Los trabajadores hicieron “un llamado también, al camarada Alfredo Spooner,  que tome en cuenta a los trabajadores de SURAL por dedicar sus vidas a la planta y poder sacarla adelante…”

Roger Velásquez Carmona

Pasante UBA