Leonardo Palacios

Caracas.- El economista experto en Petróleo, Rafael Quiróz, aseguró este viernes que aun cuando el mercado petrolero mundial esté en franca recuperación los números no benefician tanto a Venezuela. 

En una reciente entrevista para Banca y Negocios, Quiróz explicó que Venezuela mantiene una producción estancada de 640 mil barriles diarios desde julio de este año, con un consumo de hidrocarburos que no pasa de 140 mil barriles diarios, que dan cuenta de una oferta en déficit, limitada, rezagada en relación al consumo. 

Indicó que el problema principal en el país es la falta de diluentes, un crudo muy liviano que se produce cada vez menos en Venezuela, lo que impide mezclar el petróleo extrapesado que sale de la Faja del Orinoco, para poder comercializarlo.

“No tenemos como combinar el crudo extrapesado, tendemos a que se nos repleten los terminales de almacenamiento y que vaya haber un desbordamiento de crudo extrapesado. Es una situación difícil para PDVSA, más allá de que están limitadas exportaciones y por consiguiente las importaciones de gasolina para poder abastecer mercado interno de los combustibles que demanda el parque automotor en Venezuela”, sostiene.

Sobre las exportaciones, detalló que han caído 32% en los últimos tres meses, lo que afecta muy negativamente los ingresos fiscales por concepto de ventas externas petroleras.

El economista también considera que la decisión de otorgar licencias de importación de combustibles a sectores privados “no es mala”, pero hay que establecer reglas claras en cuanto al precio final, con un margen de ganancia preestablecido, sin caer en la especulación.

“Un margen de ganancia moderado y que pudiera no afectar mucho el bolsillo del venezolano podría establecerse en alrededor del 20% y el precio de la gasolina dependería de a cuánto la compre el importador autorizado”, estimó.

Mientras el incremento de la producción petrolera sea lento y moderado como hasta ahora, el especialista advierte que no cerrará por encima de los 700.000 barriles diarios a final de año.