El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, ha quedado apartado del cargo, en medio de fuertes presiones en su contra tras la polémica entrevista radiofónica en la que se mofó de Zinedine Zidane.

En un comunicado, la federación precisó que el presidente está apartado de sus funciones hasta que se haga pública la auditoría que ha encargado la ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, sobre la gobernanza de la institución, y en particular sobre las acusaciones contra Le Graët por acoso sexual de varias mujeres vinculadas a la institución.

En su lugar, y con carácter provisional, se queda al frente de la FFF el que hasta ahora era el «número dos», Philippe Diallo.