Aguas negras que se desbordan en la entrada principal de Los Sabanales - Fotografía: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana.- Residentes del sector Los Sabanales, en San Félix, específicamente en la calle Teresa del Toro, sufren tras el desborde incontrolable de aguas negras en la entrada principal de esta comunidad.

Ya son más de tres años con esta problemática, la cual ha traído una serie de enfermedades para sus habitantes y nada que los entes encargados brindan una solución al respecto.

Freddy Hernández, quien reside en Los Sabanales desde hace más de 50 años, manifestó que: “Se han cansado de venir, tomar fotos, hacer entrevistas, ofrecen soluciones y se desaparecen, esto es cada vez  más incontrolable, generando más enfermedades y aún no lo solucionan”.

Freddy Hernández, residente en el sector desde hace más de 50 años – Fotografía: Wuilmer Barrero

«Aquí somos muchos los residentes que vivimos enfermos, en especial los niños; ese desborde de aguas negras lo único que trae son más enfermedades y eso no es bueno porque no hay medicinas y el que se enferma aquí en Guayana es para morirse», añadió Hernández.

La problemática es cada vez peor

La situación empeoró con la temporada de lluvias, ya que cuando llueve, toda esa agua, mezclada con la de las aguas negras que se desbordan, se mete en las diferentes viviendas que conforman este sector.

Rogelio Rosas, habitante desde hace más de 52 años en la comunidad y es el dirigente vecinal de Los Sabanales, explicó que “a muchos les tocó construir un muro en el frente de sus casas para evitar que toda esa agua sucia pasara, ya que como no existe preocupación ni solución por parte de los entes encargados”.

Rogelio Rosas, quien también reside hace más de 52 años en el sector – Fotografía: Wuilmer Barrero

«Pero este no es el único problema que hay en este sector, sino también la falta de los servicios públicos, ya hemos hecho el llamado a las autoridades, con diferentes denuncias, y la respuesta de siempre es: ‘Cualquier cosa los estaremos llamando’ ”, manifestó Rosas.

“Realmente es una falta de respeto porque es la salud de muchos niños y personas mayores la que está en juego, la contaminación generada por ese desborde de aguas negras es incontrolable, y por más que mantengamos una casa limpia y estemos encerrados, el mal olor y las moscas superan todo eso”, expresó Hernández  

Vecinos exigen una solución cuanto antes, por lo que hacen llamado a los organismos encargados a visitar este sector que está enfrentando esta problemática, y así poder brindarles una rápida solución.