Houston, Estados Unidos. Mucho se ha hablado, con razón, sobre las adquisiciones claves que hicieron los Bravos y su gerente general Alex Anthopolous tras las lesiones de Ronald Acuña Jr., Mike Soroka y Stephen Vogt, entre otros.

En el Juego 1 de la Serie Mundial entre Atlanta y Houston, se vio cómo los aportes de tres de ellos—el cubano Jorge Soler, Adam Duvall y el puertorriqueño Eddie Rosario—contribuyeron al triunfo de los Bravos.

Sin embargo, la organización de Atlanta les ha hecho honor a las figuras que se pierden la acción ahora mismo, llevando al venezolano Acuña Jr., Soroka y Vogt al Clásico de Otoño para acompañar al equipo y también para disfrutar del ambiente del magno evento del béisbol.

“Queríamos que todo el mundo fuera parte de esto”, dijo al respecto el manager de los Bravos, Brian Snitker. “Estoy contento de que estos muchachos puedan estar aquí, para vivir esto con sus compañeros.

“Ronald fue gran parte de esto, antes de lesionarse. Quiero que ellos lo vivan, porque son parte de este club”.

El receptor Vogt, quien sustituyó a un lesionado Travis d’Arnaud por un tiempo, sufrió una hernia deportiva más adelante. El derecho Soroka no hizo pitcheo alguno en el 2021, debido a una lesión en el tendón de Aquiles derecho.

Pero la baja más sensible, por supuesto, fue la de Acuña Jr., quien bateaba .283/.394/.596 con 24 jonrones, 17 bases robadas, OPS de .990 y OPS+ de 155 cuando sufrió un desgarre en el ligamento anterior cruzado derecho el 10 de julio. El joven de 23 años es piedra angular de la franquicia de Atlanta y cuando se lastimó, casi todos daban por perdida la campaña de los Bravos.

Davidson sustituye a Morton

Ya sabemos qué pasó al final de dicho mes, cuando Anthopolous hizo canjes para adquirir a Soler, Rosario, Duvall y Joc Pederson.

“Obviamente, nos hubiera encantado tener a Ronald con nosotros”, comentó Snitker. “Nos encantaría contar con muchos de los muchachos. Pero es bueno que él pueda venir, sentir esto y experimentarlo”.

Con el nuevo cuarteto de jardineros, los Bravos se despegaron del resto de sus rivales en el Este de la Liga Nacional y eliminaron en los playoffs a dos grandes favoritos de dicho circuito, los Cerveceros y los Dodgers.

“Creo que todos hemos hecho un buen trabajo”, comentó Soler, quien conectó 14 cuadrangulares con OPS de .882 en 55 partidos por Atlanta en la recta final de la campaña regular. “Me siento agradecido de estar aquí y ser miembro de esta organización. Me recibieron con los brazos abiertos.

“Había una buena química en el clubhouse y ahora, se siente como que la única meta es tratar de ganar los juegos”.

Redacción SNPD con

información de LasMayores.com