El presidente ruso, Vladímir Putin, asiste a un servicio de Navidad en la Catedral de la Anunciación en el Kremlin en Moscú, el 6 de enero de 2023. La iglesia ortodoxa rusa celebra la Navidad el 7 de enero según el calendario juliano. EFE/EPA/MIKHAEL KLIMENTYEV / SPUTNIK / KREMLIN POOL

Rusia aseguró este sábado que respetará la tregua navideña hasta la medianoche, pero admitió haber atacado las posiciones ucranianas en respuesta a ataques del enemigo.

Las fuerzas rusas «respetan el alto el fuego a lo largo de toda la línea de separación desde las 12 horas del 6 de enero», informó el Ministerio de Defensa en su parte diario.

Añade que, pese a los ataques de la artillería ucraniana «contra poblaciones y posiciones rusas», Moscú seguirá respetando la tregua «hasta la medianoche de hoy».

El parte destaca que las tropas ucranianas efectuaron ataques contra las posiciones rusas en dirección a Limán, Soledar, Mariinka y Avdiivka, todas localidades situadas en la región de Donetsk, además de otros puntos en las regiones sureñas de Jersón y Zaporiyia.

Además, el portavoz de Defensa ruso, el general Ígor Konashénkov, precisó que sus tropas repelieron ataques de unidades mecanizadas ucranianas en Donetsk y la región nororiental de Járkov.

Como resultado, más de un centenar de soldados enemigos habrían muerto, a lo que hay que sumar la destrucción de tanques, cañones, vehículos militares y drones.

A petición del patriarca ortodoxo ruso, Kiril, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó un alto el fuego con ocasión de la Navidad ortodoxa, que entró en vigor al mediodía del viernes y concluirá esta medianoche.

Tanto las autoridades ucranianas como el Pentágono han acusado a las tropas rusas de no respetar su alto el fuego unilateral, que no sería, según Kiev, sino una «tapadera» para mejorar sus posiciones en el frente.