<> the premiere of "Did You Hear About the Morgans?" after party at The Oak Room on December 14, 2009 in New York City.

El primer episodio de And Just Like That justificó la ausencia de Kim Cattrall, una de las cuatro actrices principales de la serie original, explicando que su personaje, Samantha Jones, se había mudado a Londres tras mantener una fuerte discusión con la protagonista, Carrie Bradshaw, a la que da vida Sarah Jessica Parker.

Sin embargo, el distanciamiento entre las dos amigas ha sido uno de los hilos argumentales de la serie y Samantha formó parte de la trama a través de mensajes de texto, en especial en el final de la temporada que se transmitió esta semana.

Esto había avivado las esperanzas de los fans de que pudiera aparecer por sorpresa ante las cámaras para un futuro próximo, pero Kim Cattrall ha dicho que no hay dinero suficiente para conseguir que vuelva a trabajar con Sarah Jessica y el sentimiento es mutuo.

Sarah Jessica siempre ha eludido hablar del tema, pero en esta ocasión no se fue con rodeos cuando le preguntaron por su mediático enfrentamiento y lo dejó claro: si de ella dependiera, su compañera de reparto no volvería nunca a la serie.

«No creo que me guste la idea porque la historia sobre cómo se siente se ha vuelto muy pública, ella misma la ha compartido», declaró a Variety. «Yo no he participado ni he leído ninguna nota al respecto, aunque la gente tiende a contármelo igualmente».

Antes de que se estrenara la esperada secuela de Sex and the city, los productores jugaron al despiste sobre el posible regreso de Cattrall porque sabían que su interpretación de una desinhibida publicista seguía siendo una de las más populares entre el público.

Pero hace unos días, el creador de la serie, Michael Patrick King, reconoció que esa puerta se había cerrado para siempre.

Agencia