Aymara Martínez

Siempre buscamos maneras de elaborar platos que puedan ser repetitivos y darle un giro, obteniendo una receta diferente que nos puede seguir acompañando en nuestras comidas.

El olor a sardina es verdaderamente particular, por eso con esta receta, ya no será problema. Y podrás crear todo un plato gourmet.

¿Qué necesitas?

(Para 6 personas)

  • 12 Sardinas frescas.
  • 225 ml de aceite.
  • 100 ml de Vino blanco seco (opcional).
  • 150 ml de Vinagre.
  • 200 gr de Cebolla.
  • 3 Zanahoria.
  • 5 Dientes de ajo.
  • Hierbas aromáticas variadas al gusto (opcional).
  • Granos de pimienta variados al gusto (opcional).
  • 2 hojas de Laurel
  • 1 Cayena (opcional).
¿Cómo hacerlo?
  1. Comenzaremos cortando las cebollas en tiras. Seguidamente pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas, además pelamos los dientes de ajo y los partimos a la mitad.
  2. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y mejor si tienes grill. Colocamos las sardinas limpias de tripas, escamas y cabeza, encima de una bandeja forrada con papel de horno, las salamos y las horneamos durante 15 minutos.
  3. En una cazuela ponemos una pequeña parte del total del aceite y salteamos todas las verduras hasta que estén blanditas.
  4. Añadimos el vinagre, el vino, el resto del aceite, la sal y las hierbas aromáticas. Cocinar todo junto durante 10 minutos.
  5. Colocamos el pescado en una bandeja plana en donde quepan todas sin amontonarlas una encima de otras, les añadimos el escabeche por encima, tapamos bien, dejamos que enfríe y pasamos a la nevera, donde mantendremos las sardinas un mínimo de 24 horas antes de consumirlas.

Y listo, buenísimo es acompañar las sardinas con rebanadas de pan. Lo que queda es disfrutar.

Con información de Directo al Paladar.