Familiares recuerdan a sus seres queridos

El Callao.- El 4 de marzo del año 2016 ocurrió en la mina “Atenas” una de las peores masacres ocurridas en el país, como lo fue la conocida “Masacre de Tumeremo”, donde 28 personas perdieron la vida al ser ajusticiados por la llamada “banda del topo”, la cual estaría vinculada a facciones guerrilleras en la zona; de estas sólo pudieron recibir cristiana sepultura 17.

“Ya son 6 años de esa vil masacre y hasta ahora no han sido enjuiciados o presentados los responsables”, señaló el familiar de una de las víctimas, quien por cuestiones de seguridad pidió no mencionar su nombre.

Tal y como es conocido, el asesinato de los mineros se produjo en la mina “Atenas” del municipio Sifontes el 4 de marzo del año 2016, momento en el cual los cuerpos fueron trasladados a las adyacencias de la mina “Hoja e´ Lata” donde con el uso de una retroexcavadora serían enterrados en una fosa común. Estos fueron ubicados durante la noche del 14 de marzo.

El lamentable hecho captó la atención nacional e internacional, hasta el punto de que se generó una tranca en la población de Tumeremo, la cual duró casi una semana, mientras se esperaba por alguna respuesta sobre los cadáveres.

El Defensor del Pueblo del momento Tareck William Saab en compañía del entonces Ministerio de Interior, Justicia y Paz Gustavo González López y el jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI – Guayana) M/G (GNB) José Antonio Benavides Torres se apersonó en el sitio, así como representantes de la fiscalía, para desarrollar las investigaciones necesarias, las cuales arrojaron como principal responsable a un ciudadano de origen ecuatoriano, llamado Jamilton Ulloa Suárez, alías “el topo”, quien habría ejecutado la masacre en medio de una disputa con la banda del “gordo lizandro”.

“Sólo se sabe de la muerte del topo y la retención de su administradora Rosa Gil quien cuenta con todos los privilegios del estatus que tenía en el mundo delictivo”, expresó otra fuente vinculada al tema, quien a su vez recordó que la denuncia fue remitida a Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic), en espera de que se generen las detenciones necesarias.

“Los autores intelectuales se habían ido, pero ya están en el país y con participación política”, apuntó la misma fuente.

La Fiscal General del momento Luis Ortega Díaz fue la encargada de anunciar vía twitter la aparición de los cuerpos, por lo cual ella misma se trasladó hasta el BIS 512 Fuerte Tarabay del Ejército donde se hizo la entrega a los familiares.

Los cuerpos que pudieron ser identificados al momento fueron los de Ángel Ignacio Trejo Sosa (30 años), Cristóbal Heredia (24), Gustavo Guevara Aguinagalde (22)​, Jesús Alfredo Aguinagalde (25), Jesús Gregorio Romero Ara (22), José Ángel Ruiz Montilla (25), José Gregorio Nieves Aguinagalde (25), Luis Díaz (24), Marielys Ruiz (21), Mary Dalia Ruiz (18 y hermana de Marielys), Néstor de Jesús Ruiz Montilla (31), Roger José Romero Ángel (20) y Efraín Rafael Robles de 22 años de edad.

Aún hay muchas incógnitas que no han sido respondidas por este atroz hecho, el cual sólo es la “punta del iceberg” de todo lo que sucede en los municipios con vocación minera.

 

Soy Nueva Prensa Sur