Washington, Estados Unidos.  El legendario cantante y compositor canadiense Neil Young vendió el 50 % de los derechos de autor de su catálogo musical, que comprende unas 1.180 canciones, a la compañía británica de inversiones Hipgnosis Songs Fund, según anunció la firma.

El acuerdo, cuyos detalles no se divulgaron, se produce un mes después de que Bob Dylan vendiera sus derechos sobre unas 600 canciones al grupo Universal Music Publishing por una cantidad de entre 300 y 500 millones de dólares.

La revista Variety, que cita una «fuente de la industria», indicó que la venta de una parte de los derechos de autor de Young costó unos 50 millones de dólares, y que el músico mantendrá su capacidad de autorizar el uso de sus canciones en campañas de publicidad o actos políticos, entre otros.

En las pasadas elecciones estadounidenses Young demandó a la campaña electoral de Donald Trump por el uso sin autorización de dos de sus canciones, “Rockin’ in the Free World” y “Devil’s Sidewalk”, en numerosos actos de campaña, pero la querella fue desestimada.

Entre los acuerdos similares a que han llegado recientemmente otros músicos, la cantante Stevie Nicks ha vendido un 80 % de los derechos sobre sus canciones a Primary Wave por unos 100 millones de dólares. Las compañías, por lo general, usan estos fondos musicales adquiridos para venderlos para su uso en películas, juegos de video y publicidad comercial.

Young, de 75 años, compositor de canciones tales como «Heart of Gold», «Helpless», Like a Hurricane», «Old Man», «Ohio» y «Cinnamon Girl», ha producido unos 70 álbumes como solista y como parte de grupos como Buffalo Springfield, Crazy Horse, y Crosby, Still, Nash and Young.

Esa producción a lo largo de seis décadas incluye casi 50 álbumes grabados en estudio y más de 20 con actuaciones en vivo, de los cuales 18 han sido declarados «disco de oro», 7 de platino y 3 multiplatino.

También es autor de la canción «This Note’s For Your», de 1988, en la cual criticó a otros artistas que vendían o alquilaban su música para campañas publicitarias, y el video correspondiente hacía una parodia de avisos comerciales en los que aparecían Michael Jackson, Whitney Houston y Eric Clapton.

Parte de la letra de esa canción prometía «Ain’t singin’ for Pepsi, ain’t singin’ for Coke. I don’t sing for nobody. Makes me look like a joke», (No canto para Pepsi, no canto para Coca. No canto para nadie. Me hace parecer como un bufón).

El fundador y gerente de Hipgnosis, Merck Mercuriadis, indicó en una declaración que él había comprado su primer álbum de Neil Young cuando tenía siete años de edad y aseguró que no se usarán sus canciones para la promoción de alguna hamburguesa.

EFE noticias