Honiara.- Un sismo de magnitud 7 provocó el martes un fuerte temblor y momentos de pánico en Islas Salomón, cuya capital Honiara se quedó sin luz en algunas zonas.

El terremoto también colocó en alerta de tsunami las zonas costeras del archipiélago ubicadas a menos de 300 km del epicentro, aunque posteriormente fue desactivada, indicó el Centro de Alertas del Pacífico.

«Fue uno grande», dijo a la AFP Joy Nisha, recepcionista del Heritage Park Hotel en Honiara. «Algunas cosas en el hotel cayeron. Todo parece bien, pero hubo pánico», agregó.

Un reportero de la AFP en la capital del archipiélago indicó que la sacudida provocada por el terremoto duró unos 20 segundos.

La electricidad se cortó en algunas zonas de la ciudad. Los residentes abandonaron sus oficinas y escaparon a lugares elevados.

«Tuve mucho miedo porque es la primera vez que he sentido este tipo de terremoto», dijo la directora del Pacific Casino Hotel, que pidió no ser identificada.

«El edificio temblaba de forma muy violenta», explicó. «Era muy fuerte, te hacía mover de lado a lado», agregó.

Decenas de trabajadores y huéspedes del recinto se refugiaron en un estacionamiento al aire libre, con la esperanza de quedar lejos de posibles derrumbes.

Tras una estimación inicial de 7,3, el servicio de geología de Estados Unidos (USGS) indicó que el terremoto tuvo una magnitud 7 y su epicentro se situó a 10 kilómetros de profundidad en la costa suroeste de la isla de Guadalcanal.

Aunque la alerta por tsunami haya pasado, las autoridades de Islas Salomón pidieron precaución a los habitantes, especialmente ante la posibilidad de réplicas.

Según los datos de Naciones Unidas, unas 20.000 personas viven a un radio de 50 kilómetros del epicentro del sismo.

Islas Salomón, un extenso archipiélago en el Pacífico Sur, acoge una población de alrededor de 800.000 personas.