Ciudad Guayana.- Alrededor de las 5 de la tarde del viernes 24 de junio las áreas de Palanquilla, Alambrón, Pellas y Planchones reanudaron operaciones. El presidente de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” se comprometió, nuevamente, con los trabajadores de cumplir con el aumento salarial y la reincorporación de los trabajadores que fueron desactivados por protestar en contra de sus derechos laborales.

Siete obreros que lideraban algunos grupos de protesta -tres en el área de Pellas y cuatro en Acerías de Palanquilla- recibieron por parte de funcionarios del ministerio público una notificación de despido, directamente desde la Inspectoría del Trabajo.

Tras una semana de reclamos por el incumplimiento de Néstor Astudillo de aumentarles el sueldo y el beneficio de las vacaciones, los trabajadores de la Acerías de Palanquilla, aseguran que el presidente de la estatal se reunió con un grupo de obreros para prometerles que reincorporaría a todos los sidoristas que recibieron la medida cautelar de despido.

 También les aseveró que la última quincena del mes de junio llegaría con el aumento que se estipuló en abril, siempre y cuando prendieran los hornos y reanudaran operaciones.

“Los trabajadores de Palanquilla que se reunieron con Astudillo les pidieron la reincorporación de todo el personal que recibió la notificación de despido. El presidente se comprometió con agilizar las gestiones necesarias para reincorporar a todos. También dijo que esta última quincena llegará igual que el mes de abril”, relató uno de los empleados.

Promesas: el calmante momentáneo de la directiva

Cuando el ejecutivo decretó, en marzo, el aumento salarial los trabajadores de la siderúrgica comenzaron a reclamar que dicho aumento no se vio reflejado en sus quincenas.

Debido a los reclamos, el presidente de Sidor, Néstor Astudillo, les prometió un aumento salarial de hasta 186%. También vociferó que las vacaciones de los sidoristas serían las mejores pagadas de todo el holding CVG.

No obstante, la mejora salarial solo llegó en la última quincena del mes de abril. Los otros pagos disminuyeron y fueron variando cada quince días. Como el listín de pagos dejó de existir, violando el artículo 106 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, los empleados desconocen cuál es el monto que debería llegarles.

A raíz de estas irregularidades los afectados volvieron a protestar para mejorar sus condiciones de paga.

Nuevamente, y sin algún documento que soporte las promesas, los sidoristas prendieron los hornos esperando que la directiva cumpla con la reincorporación del personal desactivado y el aumento del sueldo.

Brayan Silva/ @bfsilvah