Trabajadores reunidos para exigir sus derechos. Fotos: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana. –La directiva de ACBL de Venezuela C.A, compañía naviera, continua incumplimiento con los pagos de los trabajadores, a pesar que estos han realizado diversos reclamos, situación que les preocupa al preguntarse cómo llevarán el sustento a sus hogares.

El equipo de Soy Nueva Prensa Digital se acercó a los muelles de ACBL, para reunirse con trabajadores de la empresa, liderados por Oscar Naranjo, representante del comité de trabajadores, para tomar declaraciones sobre la situación por la cual están atravesando.

Oscar Naranjo, representante del comité de trabajadores

Naranjo dijo que “la empresa no tiene respuesta prácticamente de nada y existe un descontento grave por parte del personal obrero, debido a las inseguridades con las que lidiamos a la hora de trabajar”, dado que actualmente tienen más de  2 dotaciones que no se les han sido entregadas.

Acotó que las condiciones del trabajador son pésimas, porque no cuenta con las suficientes herramientas, obligándolos a trabajar con lo poco que tienen, además de la falta de mantenimiento de las embarcaciones con las que estos cuentan.

La empresa cuenta actualmente con 120 trabajadores directos y 40 indirectos, es decir, de las contratas, quienes se encuentran afectados por esta problemática, de los cuales la mayoría debe realizar trabajos que no les corresponden.

“El 1 de junio se firmó un acuerdo donde la empresa se comprometió con todos los trabajadores a tener un fondo, para cumplir con el pago, donde lamentablemente debido a la inflación estos están devaluados”, comentó Naranjo.

Recibieron una información que el día 15 de noviembre la empresa les depositaría una parte de las utilidades, cuando en otras empresas básicas han pagado 3/4 partes de sus utilidades.

El personal de la empresa muestra su descontento por la modalidad de trabajo en la que están, como un “taxi” como había sido anteriormente mencionado.

Naranjo exige a los directivos de la empresa en nombre de todos los trabajadores un reconocimiento a sobre los bonos que, debido al atraso en su pago, se han desvalorizado por la crisis económica que atraviesa el país.

También entre sus preocupaciones son los costos médicos debido a la misma falta de fondos, estos no cuentan con un seguro médico, por lo que deben recurrir a las instituciones de salud pública.

Naranjo teme que todo el descontento generado hasta la fecha desencadene en un conflicto laboral, el cual lamentablemente van a tener que enfrentar si esto les garantiza que la empresa de la cara a todos los problemas generados.

 

Leonardo Estanga – Pasante