Durante la mañana de este viernes 13 de enero,  trabajadores hicieron un recorrido para seguir en la demanda de dignificación del sueldo «marchamos desde la intersección semaforizada Ruiz Pineda hasta el hospital universitario Ruiz y Páez, para respaldar a los trabajadores del sector salud, a quienes coaccionan con amenazas de despido sí salen a protestar», manifestó Ramón Castillo.
 
De igual manera Camilo Torres, enfermero del hospital Ruiz y Páez y vicepresidente del colegio de Enfermería el estado Bolívar, declaró, «hoy viernes 13 de enero cumplimos cinco días consecutivos de protesta en las calles, que iniciamos el pasado lunes 9 de enero en Ciudad Bolívar, está vez fue la concentración en la intersección semaforizada Ruíz Pineda, luego comenzamos a marchar y pasamos por la Defensoría del Pueblo hasta llegar al hospital Ruiz y Páez. La exigencia que nosotros estamos realizando es el pago del salario mínimo en dólares, un incremento digno, de igual manera exigimos la libertad inmediata de los trabajadores detenidos, los trabajadores de Sidor, de Bauxilum, los funcionarios policiales, que salieron a las calles a exigir un salario suficiente y dolarizado para comprar la canasta básica mensual, tal  como lo establece el artículo 91 de la constitución, eso no es un delito».
 
Torres, continuó diciendo: llegamos al hospital para exigir un salario digno ya que después de la pandemia y de tener un personal de salud que arriesgó su vida, donde muchos fallecieron salvando vidas, no es posible que sigamos trabajando por un salario tan bajo, el más bajo del mundo», dijo. 
 
Finalmente convocó, «vamos a la protesta y gran marcha el día lunes 16 de enero a las 8 de la mañana, desde la Universidad de Oriente, frente al decanato, para exigir nuestro derechos», al tiempo que denunció: «aprovecho para denunciar y hacer el llamado a los presidentes y directores de las diferentes instituciones públicas, que están realizando persecuciones y amenazas para la intimidación del personal, para que el trabajador no ejerza su derecho y exija lo que le corresponde constitucionalmente como es el derecho a protestar, a reclamar pacíficamente y exigir los salarios dignos, queremos un salario en dólares que sea suficiente para los necesidades básicas de la familia y del trabajador», concluyó.