Los trabajadores de Amazon de un almacén situado en el norte del estado de Nueva York rechazaron este martes crear un sindicato, un revés para el sindicato de Amazon, que pretendía expandirse después de una victoria el pasado abril en la Gran Manzana.

Alrededor del 66 % de los empleados que emitieron votos válidos hoy rechazaron sindicalizarse, según la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

Tras conocerse el resultado, una portavoz de Amazon dijo que la compañía está contenta de que los trabajadores hayan elegido mantener una «relación directa con Amazon».

Por su parte, el presidente del Sindicato de Trabajadores de Amazon, Chris Smalls, dijo que están «decididos a continuar y expandir» su «campaña por un trato justo para todos los trabajadores de Amazon».

«No es una derrota, es una batalla en curso», añadió.

Este almacén, denominado ALB 1, es mucho más pequeño que el que se sindicalizó en Staten Island, el JFK8, en abril.

En las elecciones de hoy, votaron más de 600 trabajadores y podían votar 950 personas; mientras que en las de abril estaban convocados cerca de 8.300 trabajadores.

Los trabajadores de ALB1 ganan un salario base de unos 17 dólares por hora después de un aumento salarial reciente, según la empresa.

A principios de este mes, la compañía suspendió a más de dos decenas de trabajadores en las instalaciones de JFK8 en Staten Island después de que los empleados del turno de noche se negaran a trabajar tras un incendio, según The Wall Street Journal.

El personal dijo que expresaron su preocupación por trabajar a pesar del incendio anterior, pero que los gerentes insistieron en que tenían que hacerlo.

Amazon, por su parte, dijo que el Departamento de Bomberos de la ciudad certificó que el edificio era seguro antes de pedirles a los trabajadores del turno de noche que completaran su turno.

Agencia EFE