Washington.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, alabó este lunes a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, ante un religioso estadounidense que estuvo preso durante dos años en Turquía acusado de participar en el fallido golpe de Estado de 2016.

El pastor, Andrew Craig Brunson, apareció en un video proyectado durante la Convención Nacional Republicana junto a Trump y a otros cinco estadounidenses que estuvieron presos en diferentes países y liberados durante el actual Gobierno.

En el video, Trump presumió de haber logrado la liberación de más 50 estadounidenses presos en 22 países.

«Estuve detenido en Turquía durante dos años, y usted tomó medidas sin precedentes para asegurar mi liberación, y su Administración realmente luchó por mí», dijo Brunson a Trump en el video.

El pastor enfrentaba 35 años de cárcel acusado de lazos con la cofradía del predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, a la que el Gobierno turco define como terrorista y achaca el fallido golpe de Estado de 2016.

Además, este misionero protestante que residía en Turquía también fue acusado de vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda en Turquía considerada «terrorista» por Ankara y Washington.

«Para mí, el presidente Erdogan fue muy bueno, sé que te tuvieron detenido durante mucho tiempo y que eras una persona muy inocente y finalmente, tras algunas conversaciones, él (Erdogan) estuvo de acuerdo. Así que se lo agradecemos», le respondió Trump a Brunson.

Además del pastor evangélico, en el video apareció Joshua Holt junto a su esposa venezolana Thamara, la única mujer y la única persona a la que Trump no invitó a hablar.

Joshua, originario de Utah y que viajó a Venezuela para casarse con Thamara, estuvo detenido en el país suramericano junto a su esposa durante unos dos años acusados de estar en posesión de rifles y munición, una granada y mapas detallados de Caracas.

En el video también participó Michael White, quien fue liberado tras dos años preso en Irán, donde fue condenado a diez años de cárcel por insultar al líder supremo iraní, Alí Jameneí, entre otros delitos.

Además salieron Sam Goodwin, detenido en 2019 durante dos meses en Siria, donde viajó de turista; y Bryan Nerran, otro religioso preso en la India durante unos siete meses y que quedó en libertad en mayo de este año.

La Convención Nacional Republicana empezó este lunes oficializando la nominación Trump como el candidato del partido a la reelección en las elecciones de noviembre.

 

EFE