…Me pregunto, ¿realmente conocemos nosotros nuestra ciudad, de verdad conocemos lo que es el Parque La Llovizna? Bueno, les diré; en más de una ocasión me ha correspondido llevar personas, incluso personas nacidas aquí en Puerto Ordaz que nunca habían estado presente en los majestuosos saltos de agua y bellísimos bosques naturales que componen uno de los parques más lindos y completos de nuestro país.

Un poco de historia

En el año 1949, el Estado venezolano, por intermedio de la Corporación Venezolana de Fomento, presentó un estudio en el que se señalaban por primera vez las inmensas posibilidades del Rio Caroní para generar energía hidroeléctrica, No obstante, el proyecto tuvo que esperar hasta el año 1956 para ver la luz, momento en que se inició la construcción de la construcción de la Central Hidroeléctrica Macagua I, en sus raudales inferiores. Su capacidad instalada inicial fue de 370 megavatios y se destinaria en un principio a suplir la demanda de la naciente industria siderúrgica y de aluminio asentada en la zona.

Parque La Llovizna

Con una extensión de 160 hectáreas, el Parque La Llovizna está conformado por una porción de islas y saltos inferiores del Caroní, aproximadamente cinco kilómetros antes de su confluencia con el río Orinoco.

La Llovizna no es sino parte de  un sistema de parques naturales a lo largo del rio, que incluyen al Loefling, Cachamay y Punta Vista.

En cuanto a sus características físicas y geográficas, el Parque La Llovizna,  está dividido en dos secciones diferenciadas, la sección sur que alberga una retícula de 30 islas, conectadas entre sí a través de numerosas caminerías de piedra y senderos naturales.

Aquí los visitantes son seducidos por el encanto de esta zona densamente arbolada, atravesada por múltiples  y pequeños brazos del Caroní, algunos se presenta como placidos arroyuelos,  otros son abruptas gargantas por los que se despeñan amenazadoras las aguas bajos los puentes, el grupo integrado por las tres islas mayores: Los Novillos, Zapateral y Pica Pica.

Conforman la zona norte, que se distinguen por sus grandes extensiones de grama y áreas de bosque. Las islas están separadas por corrientes de agua de cauce continuo,  que en algunos puntos forman pequeños raudales y pozos enmarcados por vegetación exuberante.

Los repentinos cambios de pendiente de la ribera norte hacen difícil el acceso al río, pero son excelentes puntos de observación, ahí se pueden encontrar los miradores Chaparral, Pica Pica, Punta Vista, Las Arenas y Las Cocuizas, en algunos puntos de diferencia de altura se reduce para dar cabida a depósitos de arena, que son en realidad los tres balnearios naturales con que cuenta el parque: Playa Las Arenas, Playa Zapateral y Pozo Escondido.

Una cascada de veinte metros es el punto culminante del Parque, cuando una enorme cantidad de millones de gotas de agua se precipitan por encima de una muralla de rocas precámbrica. Sobre las piedras se arrojan las vigorosas aguas del rio Caroní, que a estas alturas ya no es solo el Caroní, se suman el Aponwao, el Caruay, el Carrao, el Paragua y todos aquellos ríos que hace ya muchos kilómetros, entregaron sus aguas al gran río de aguas negruzcas. Desde las islas la Guacharaca, El Paují y El Colibrí, la vista hacia el salto es deslumbrante. El agua se atormenta, se calma o se amansa; pero de vez en cuando deja entrever la piedra que debajo se cobija. Vale la pena caminar, vale la pena adentrarse en caminos de piedra, puentes; en un paisaje de raudales, jardines y bosques, helechos, malangas y orquídeas, el paseo no será en vano.

Entre islas y aguas se impone aún más agua,  agua impetuosa en perpetua caída, una bruma entre los ojos, una llovizna.

En el parque existen una enorme cantidad de plantas y árboles de gran tamaño, tales como el conocido Aceite, Indio Desnudo, Apamate, Purgo, Zapatero, Ceiba Urape, Guatacare, Carnestolendo, Araguaney, Acacias, Zarrapia etc y en la fauna nos encontramos también con una enorme cantidad de especie, monos, perezas, iguanas, báquiros, chiguires, ofidios, morrocoyes, peces y  gran variedad de aves., garzas, palomas, gavilanes, loros, guacamayas.

En la actualidad, el parque es muy visitado y se realizan eventos deportivos y culturales, ofrece un buen estacionamiento y un excelente cafetín.

Por Evelio Lucero