Amberes y Oudenaarde/Bélgica. El neerlandés Mathieu Van der Poel (Alpecin Fenix) logró su segundo Tour de Flandes al imponerse en un esprint reducido que fue el colofón a una escapada que protagonizó con el esloveno Tadej Pogacar en los últimos 25 km de carrera, en el que el doble ganador del Tour de Francia fue relegado a la cuarta plaza tras un exceso de confianza.

Van der Poel (Kapellen, Bélgica, 27 años), mantuvo un combate apasionante con Pogacar en los últimos muros, un mano a mano que tuvo un desenlace agónico en la recta de meta, cuando ambos, en un exceso de marcaje y confianza, fueron alcanzados a 300 metros de la línea. Van del Poel arrancó a tiempo para no verse sorprendido y alzó los brazos tras cumplir los 272 entre Amberes y Oudenaarde en un tiempo de 6h.18.22, a una media de 43,1 km/hora.

Segunda plaza y segundo monumento

La segunda plaza en la 106 edición del Tour de Flandes, segundo monumento del año, fue para su compatriota del Ineos Dylan Van Baarle y la tercera para el francés Valentin Madouas (Groupama), ambos beneficiados por el parón de Van der Poel y Pogacar en la táctica de llegada. El esloveno, frustrado, cedió hasta el extremo de ser el último clasificado del cuarteto de cabeza.

A 3 de meta ambos arrojaron a la cuneta cualquier pero. Bidones, geles….todo lo que sobraba para afrontar el esprint. Dentro del último km empezaron las miras, los parones, los cálculos, el marcaje, mientras se acercaban Van Baarle y Madouas.

Emoción final, 300 metros y la meta

Emoción. a 300 metros ya eran 4 los candidatos. Como por arte de magia. Entonces arrancó con fuerza Van der Poel. Era el último cartucho. Y lo aprovechó. A Pogacar le pilló el toro. Cuarto puesto, agrio y decepcionante.

Era la tercera victoria de la tenporada para Van der Poel, su segunda corona en Flandes, la cuarta si se cuentan sus dos A Través de Flandes. Una joya para unir a su Amstel y Strade Bianche . El cuádripe campeón del Mundo de ciclocrós también sabe cazar monumentos.

 EFE noticias