Algunas de las mascotas envenenadas no han corrido con suerte y han fallecido
Algunas de las mascotas envenenadas no han corrido con suerte y han fallecido

Ciudad Guayana.- Vecinos de la Urbanización Los Olivos, en Puerto Ordaz, denunciaron el envenenamiento de mascotas por parte de delincuentes que merodean esta comunidad.

Los afectados, quienes prefirieron resguardar sus nombres por seguridad, relataron que desde hace unas semanas, los perros de varios residentes han sido envenenados. «Creemos que lo están haciendo porque los perritos avisan con su ladrido cuando ven a los malandros haciendo de las suyas», indicaron. 

En la casa de una de las vecinas, cayó una bolsa con  patas de pollo dentro, «gracias a a Dios mi perro no las agarró». Ella presume que le iban a aplicar el mismo «modus operandi» de otros caninos del sector que no corrieron con suerte y murieron.

Otro caso, denunciado en redes sociales, es el de una perrita en la Calle Trieste, que empezó a presentar síntomas de envenenamiento y gracias a la acción oportuna de su dueña, quien le indujo el  vómito, ahora está con vida.

Grupos de Whatsapp

Debido a los altos índices de inseguridad, los habitantes de Los Olivos se vieron en la necesidad de crear grupos de Whatsapp para dar aviso de algún hecho irregular que suceda en las calles del sector. «Desde hace varios meses hemos sido víctimas de atracos y robos de bombonas», afirmaron con preocupación.

Los afectados explicaron que no hay vigilancia, y que desde el módulo policial no les brindan la respuesta esperada ante cualquier suceso. «Los mismos vecinos hemos tenido que armarnos de valor para gritar o hacer el mayor ruido posible cuando escuchamos que se están robando algo, e incluso nos organizamos para hacer rondas… la zozobra no nos ha dejado dormir en meses».

Por otro lado, dieron a conocer que el Colegio Los Olivos, el cual se encuentra completamente lleno de maleza, ha servido como escondite a muchos delincuentes en el sector, por lo que piden a los organismos hacer lo pertinente para el mantenimiento del lugar y buscar soluciones oportunas al problema de la delincuencia.