Fotos: Wilmer Barrero

Ciudad Guayana.-Resientes del sector Villa Gumilla, a un lado de la urbanización Francisco Avendaño, mejor conocida como Los Alacranes en San Félix, dicen que se sienten estafados por la empresa Corpoelec, tras llevarse dos transformadores de la calle El Progreso.

Explicaron que cada regulador de voltaje es de 50 Kva y uno lo adquirieron por la suma de 350 dólares, una parte del costo aún lo deben.

Pensaron que  fluido eléctrico quedaría solucionado después que colocaron un transformador de 175, aunque a los 21 días comenzó a gotear el aceite.

“Se comprometieron en presencia del gobernador Justo Noguera, solucionar el problema, sin embargo, quedamos peor. Se llevaron los dos transformadores, uno de ellos de paquete y nos dejaron una chatarra”.

Además, tenían que colocar los pararrayos y no lo hicieron, también debían instalar tres interruptores y únicamente pusieron dos usados.

Perjudicados denunciaron que el problema con el servicio eléctrico ha generado que muchos locales pierdan sus electrodomésticos que no podrán recuperarlos tampoco reemplazarlos por otro.

Más de 123 personas son las afectadas en la comunidad. Falta una línea trifásica para  solventar el fluido eléctrico y la toma se debe hacer desde la avenida Cisneros hasta la calle El Progreso.

Vecinos piden que resuelvan su problema con el servicio eléctrico. Fotos: Wilmer Barrero

Cuentos de camino

Yocci Canelón, Norelka Hamr, Dairubis Rodríguez, Yoselin Riveras y Rafael Villarroel, manifestaron que hace 21 días el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, acudió en horas de la noche al sector y se comprometió a solucionar la situación, a pesar de ello, “todo fue una pantomima”, acotó uno de los presentes.

El gobernador, dio instrucciones a Jean Acosta, secretario de mantenimiento y servicio generales para que asfaltara la calle El Progreso, colocarán bombillos en los potes y solucionara el problema de los botes de aguas negras, “todo fue una mentira. La única persona que cumplió con los vecinos fue la representa de Mundo de Sonrisa”.

Locales creen que la primera autoridad del estado Bolívar, los embaucó, “todo fue un teatro para impresionar a la gente, ya sabemos que no convence a nadie”, acotaron residentes.

Calle El Progreso, una de las más destruidas de esta comunidad, el gobernador ordenó colocar bombillos en los postes y los vecinos se quedaron esperando. Fotos: Wilmer Barrero

Manzana 11 de Villa Gumilla

El brote de paludismo en la comunidad es inmenso, al igual que la hepatitis y dengue, ellos sospechan que todo se debe a la proliferación de plagas por la maleza y los botes de aguas negras.

Igual, indicaron que representantes del Ejecutivo Regional se comprometieron con uno de los vecinos en aportar  bolsas y bases de colostomías para un niño que será operado, pero los padres del menor se quedaron esperando por ese donativo.

Exhortaron a la Corporación Eléctrica Nacional para que resuelva el problema del transformado reconstruido que instalaron en uno de los postes de la calle El Progreso.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]