Puerto Ordaz.-Algunos vecinos del sector Villa Colombia, parroquia Cachamay, y familiares de las personas detenidas por el caso de los menores que pedían en los semáforos, aledaños a la Torre Loreto, piden que sean liberados; además, aseguran que se trató de una detención injusta.

Alfredo Tovar, hermano de Antonio Tovar, el hombre de 41 años aprehendidos e imputado por el delito de promover la mendicidad, aclaró en la redacción de soynuevapresadigital.com que su hermano nunca lo detuvieron en la casa de Ana Nailet Torres.

“Mi hermano acudió a la sede de Patrulleros de Caroní que está en Villa Colombia, a preguntar por Ana, por esa razón queda detenido y lo relacionan con este caso”.

Explicó que el día que aprehendieron a Torres, “mi hermano estaba trabajando y pidió permiso a su jefe para acudir a la sede de la policía municipal para saber que había pasado con Ana”.

Tovar, declaró que Antonio, tiene tres años laborando como pistero en la zona y su domicilio se encuentra en Castillito.

 El consejo comunal, vecinos de Villa Colombia y feligreses de la iglesia Virgen del Valle, “pueden dar fe de la labor social que realizaba Ana, a favor de 16 niños que eran alimentados los días miércoles y jueves”.

Después que aconteció la detención de Ana Torres, en  la calle Medellín, manzana 21, su madre de 90 años quedó sola en la casa. La anciana, no se puede valerse por si misma.

Alfredo, solicitó al fiscal del Ministerio Público que lleva el caso, igual, a representantes del Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes que investiguen a profundidad sobre este suceso.

Reitera que su hermano no tiene nada que ver con tales acusaciones, mientras que Torres, tenía tres años haciendo esta labor social a favor de los niños en situación de calle, sin ningún tipo de interés ni malicia.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]