Caracas.- El fiscal general, Tarek William Saab, dio este sábado un giro al discurso del Ejecutivo nacional en relación al caso del joven Juan Pablo Pernalete, fallecido en abril de 2017 en medio de las protestas antigubernamentales.

En declaraciones transmitidas por VTV, el funcionario aseguró que el joven de 20 años falleció tras recibir un golpe con una bomba lacrimógena en el pecho, desmintiendo así al entonces ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, quien aseguró que el muchacho murió por el impacto de una pistola de perno que otras personas que se encontraban en la manifestación habrían accionado contra éste.

Asimismo, informó que el Ministerio Público imputó a 12 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) por homicidio preterintencional en grado de complicidad correspectiva por el caso.

Asimismo, indicó que durante los últimos tres años y ocho meses han imputado a 716 funcionarios de seguridad del Estado y 40 civiles por presuntas vulneraciones a los derechos humanos. Además, fueron aprehendidos un total de 540 funcionarios de distintos organismos y 31 particulares.

Versión Final