Ciudad Guayana.-En aquella noche en el encuentro de los Hornets de Charlotte y Sixers de Filadelfia, el estadounidense Kemba Walker se convirtió en el vigesimoquinto jugador en la historia de la competición en alcanzar los 60 puntos en un encuentro.

Para aquel entonces el base de los Hornets se posicionó, además, en el jugador con mayor anotación de la temporada al superar los 52 de Klay Thompson ante los Bulls unas semanas antes.

Sin embargo, la exhibición anotadora de Walker no sirvió para que su equipo ganara a Filadelfia, algo que destacó el jugador al término del choque ante los medios: «Estoy muy orgulloso por los 60 puntos, es impresionante haberlos conseguido aquí», decía el jugador. «Pero estoy enfadado por haber perdido. Soy un competidor. Todo hubiese ido mejor con una victoria».

A pesar de la victoria, el entrenador de los Sixers, Brett Brown, destacó la actuación de Walker a la que calificó como «asombrosa e increíble”. “Lo intentamos todo ante él, dobles marcajes, defensas especiales… siempre nos superó. Delante tenía a dos de los mejores defensores de la Liga, como Embiid y Butler. Lograr 60 puntos en un partido es impresionante y hacerlo ante una buena defensa es asombroso e increíble».

Walker totalizó 21 de 34 en tiros de campo, con seis triples y 12 de 12 en tiros libres. Además, aportó siete rebotes y cuatro asistencias. Kemba, el jugador que más puntos ha logrado en un partido en la historia de los Hornets, logró otro tope histórico de la franquicia: el de más partidos con 40 o más puntos superando la marca que poseía Glenn Rice.

Walker se unía así a una lista que está actualmente compuesta por otros 25 jugadores que han alcanzado al menos una vez en su carrera la cifra de 60 puntos en un solo partido. Lejos quedan los inalcanzables 32 compromisos de Wilt Chamberlain con más de 60 puntos o los 6 que consiguió Kobe Bryant en toda su carrera.

A pesar de no haber conseguido ganar, difícilmente Walker olvidará esa noche, que, sin duda, fue una de las mejores de toda su carrera y que lo colocó en una posición privilegiada para formar parte del All- Star meses después.