He descubierto que hay 2 formas de vivir nuestra vida: Con amor o sin el.

Solo detente a evaluar tus elecciones y decisiones y sabrás hacia dónde se inclina tu balanza.

Cuando careces de amor, sobretodo de amor propio, todas tus elecciones y por ende tus decisiones se basan en los otros.
Lo que los otros quieren.
Que dirán los otros.
Que pensarán los otros de mi.Que necesitan los otros (padres, hijos, pareja, etc.)
Cuanto sufrirá el otro.
Necesito el apoyo de otros.
Necesito el amor y la aprobación de otros.
No puedo vivir sin los otros.

Es la brújula de los demás la que determina el rumbo que tomamos y es así como de a poquito nos perdernos, tocamos fondo sin saber como salir a flote y el miedo pasa a dirigir nuestra vida.

Es esta la historia de una persona carente de amor propio y autovaloración, donde la falta de reconocimiento del valor inconmensurable que tiene su vida, es lo que predomina.

Esto es algo que describo con algo de nostalgia, esa que me da al mirar hacia atrás y verme ahí pérdida, desvalorizada y poco amada.

En eso se basó un periodo de mi vida, bastante prolongado, amargo y contradictorio.

Hice tanto para salir del hoyo, que ya no sé cuál de las estrategias que implementé fue la que funcionó o si fueron todas a la vez, la cosa fue que pude salir, dejando atrás a personas tóxicas, relaciones tóxicas, situaciones tóxicas y a una mujer tóxica (yo).

Después de evaluar todo lo que hice, hoy quiero hablarte sobre los 3 pasos que decidí dar en algún punto de mi vida y que me han demostrado el inmenso poder que habita en amarse.

He aquí los tres pasos fundamentales que te conectarán con tu AMOR Y VALORACIÓN PERSONAL.

El primero que debes dar para iniciar este camino se basa en:

Conocerte:

Es preciso conocer tu propio valor, ese que te hace ser la creación divina que eres.

Quiero destacar que no me refiero solo a tu luz, sino también a esa oscuridad que forma parte de ti y que te hace un ser único.

¿Que pasa cuando conoces tu luz?
Puedes encenderla e iluminar tu camino.

¿Que pasa cuando conoces tu oscuridad?
Ya nadie más podrá utilizarla en tu contra, de manera que, te apoderas de ella y la utilizas a tu favor.

La autoestima se fundamenta en esto, en conocer nuestro propio valor para luego reconocerlo y saber utilizarlo.

El segundo paso que necesitas dar es el que te llevará a:

Validarte:

Necesitas validar que eres valiosa o que eres valioso, necesitas confiar en ti y si no puedes validar tus dones, tus virtudes, tus talentos y también utilizar tu sombra a tu favor, entonces nada de lo que conozcas y reconozcas, te será útil.

La única manera de validar e ir ganando confianza en ti, es accionando.

La acción es la llave maestra, así que esfuérzate cada día en demostrarte cuanto vales, desde el amor y no desde el ego.

Y por último, el sabernos útiles nos afianza el sentido de nuestra vida porque como decía la Madre Teresa de Calcuta «El que no vive para servir no sirve para vivir» Así que el tercer paso consiste en:

Sentirte útil:

Léeme bien, he dicho sentirte útil, no creerte indispensable (la primera evidencia amor propio, la segunda, baja autoestima)

Aportar tu valor al mundo es la mejor manera de demostrarte cuanto vales, además te conecta con tu propósito de vida y no hay nada más reconfortante que darle sentido a tu vida, haciendo el bien a ti y a otros.

Ahora bien, durante todo este proceso tendrás que constantemente pensar bien sobre ti, repetirte frente al espejo todo lo bonito que se te ocurra, cambiar de imagen externa si te apetece, pero no sin antes cambiar tu imagen interna con estas afirmaciones que afiancen lo grandiosa o grandioso que eres.

Aquí te dejo mi secreto, lo que en resumen me ha ayudado a amarme cada día más, a aceptarme cada día más, a darme el valor que merezco y a abrirme a todo lo maravilloso que la vida me ofrece.

Escribo esto con la esperanza de que pueda ayudarte a iniciar o afianzar tu autoestima y valía personal.

Da estos 3 importantes pasos y ábrete al universo de posibilidades que solo puede darte el poder de amarse.

Con amor,

Coach Bárbara Ortega
@coachbarbaraortega