4 iniciativas para combatir el cambio climático

Los países han admitido que el cambio climático constituye una amenaza cada vez mayor para el desarrollo, las iniciativas destinadas a erradicar la pobreza y el bienestar de sus ciudadanos.

43

Todos saben que existe, lo sienten y, aunque físicamente no tiene una forma, se manifiesta de múltiples formas. El cambio climático no es un tema de ahora, aunque el sacudón haya llegado con las crisis en diferentes zonas del mundo, es algo por lo que se lleva una lucha de décadas y por el que se han logrado acuerdos mundiales que revalidan el compromiso de cada país.

Sin embargo ante el desarrollo de tecnología y el gran movimiento para salvar al planeta que se ha producido recientemente, han surgido algunas alternativas que si bien podrían ser cambios a largo plazo, pueden resultar efectivas para contrarrestar las consecuencias del cambio climático.

De los coches eléctricos a las cuotas por contaminar, aquí van cuatro iniciativas que luchan contra el cambio climático:

1. OSLO (NORUEGA)

La capital eléctrica del mundo

Fue rebautizada como la “capital eléctrica del mundo” tras instalar centenares de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

La iniciativa forma parte de un paquete de incentivos que busca reducir a cero el transporte basado en combustibles fósiles y que incluye peajes gratuitos, acceso a carriles reservados, descuentos fiscales y aparcamiento gratuito. La flota de coches eléctricos ha aumentado de forma espectacular.

2. CALIFORNIA (EEUU) / QUEBEC (CANADÁ)

Corredor en el que las emisiones tienen un coste

En el 2014, California (EEUU) y Quebec (Canadá) establecieron el mayor mercado de emisiones de América del Norte y el primero en operar a escala  subestatal.

Poner un coste a la contaminación es una de las vías más promete-doras para reducir emisiones. Las ‘tasas sobre el CO2’, se consideran una manera eficaz para proteger de sus competidores a los países que aplican regulaciones.

3. RÍO WAAL, NIMEGA (PAÍSES BAJOS)

Un diseño contra las inundaciones de uso vecinal

La ciudad de Nimega, situada en los Países Bajos, está expuesta a las inundaciones del río Waal, el mayor del Estado. Para contener los daños, la administración  intervino desplazando un dique y diseñando un canal nuevo.

La operación creó, de hecho, una nueva isla y un parque urbano. El proyecto tiene el nombre significativo de ‘Room for the River’ (‘Espacio para el Río’).

Además de gestionar mejor las inundaciones, ha impulsado nuevas oportunidades para el ocio y una mejor interacción con la comunidad circundante, que ha participado en la esta iniciativa.

4. TARO, ISLAS SALOMÓN

Adaptación preventiva al aumento del nivel del mar

Choiseul, pueblo de la isla de Taro, fue el primero en desplazar a su población (cerca de mil personas) hasta otro lugar debido a la subida del nivel del mar, en el 2014. En las islas Salomón (ubicadas en el Pacífico), el nivel máximo son apenas dos metros sobre la superficie del océano.

Debido a esta circunstancia, el Gobierno ha optado por desplegar un plan de adecuación que, entre otras medidas, incluye el desplazamiento ordenado de la población. Se trata de una forma extrema de adaptación preventiva a los efectos del cambio climático.

 

Fuente: Ambientum.com